Actualizado
miércoles, 19 junio 2019
21:52
h
URGENTE

“Sin excusas” para la protección de los niños

LEY PARA LA INFANCIA. Las oenegés valoran el resultado de las elecciones y ven una oportunidad para legislar el asunto
Ver comentarios
  • Image

Oenegés de infancia creen que, tras los resultados de las elecciones generales, en las que ha ganado el PSOE, ya “no hay excusas” para aprobar medidas en favor de los niños como la Ley Integral contra la violencia hacia la infancia, cuya tramitación quedó interrumpida con la convocatoria anticipada de los comicios.

Así, el director de la Plataforma de Infancia, Ricardo Ibarra, subrayó que el mensaje que envían los resultados electorales es que “no hay excusas” para impulsar una “legislatura de infancia” en la que “por fin” se apruebe la Ley contra la violencia hacia la infancia.

“El mensaje que nos dan los resultados es que ahora no hay ninguna excusa para impulsar una legislatura de infancia; en la última legislatura fue el tema más se abordó en las iniciativas parlamentarias pero lamentablemente hubo pocos avances aunque algunos importantes, pero no suficientes. Y tras analizar los programas y el resultado, creo hay grandes consensos para que ya se ponga en marcha lo antes posible la Ley contra la violencia a la infancia”, explicó Ibarra en declaraciones a Europa Press.

Según ha precisado, independientemente de las alianzas que puedan surgir de las negociaciones, hay unas “mayorías abrumadoras” para que “por fin pueda ver la luz” esta ley de infancia. Además, destacó que los grandes partidos que han sacado representación están a favor de aumentar las plazas en educación infantil en centros públicos y de mejorar la educación de 0 a 3 años, “una de las necesidades, sobre todo para las familias más vulnerables”.

Por ello, desde la Plataforma de Infancia piden al nuevo Gobierno y al nuevo Parlamento que la lucha contra la pobreza infantil sea “uno de los principales temas que se aborden”. Entre otras medidas, reclaman que mejoren la prestación por hijo a cargo, propuesta por varios partidos, y que impulsen el Pacto por la Infancia que se firmó el pasado mes de diciembre. Asimismo, como primera medida, plantean que se mantenga y refuerce la Comisión de Infancia que existe en el Congreso y el Senado haciéndola legislativa.

Para el director general de Save The Children, las primeras sensaciones tras las elecciones son “positivas” aunque mantienen las “expectativas” ante algunas políticas y normas cuya tramitación quedó interrumpida en la anterior legislatura, como la Ley de protección a la infancia. “Esperamos que sea uno de los primeros proyectos del Gobierno y que realmente se sustancie porque ya en dos ocasiones el Comité de Derechos del Niño de las Naciones Unidas ha advertido a España de la desprotección legislativa que tiene que ver con delitos violentos hacia niños y niñas”, indicó.

El segundo ámbito donde Save The Children tiene expectativas positivas es la lucha contra la pobreza infantil, pues el resultado “augura la continuidad del Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil —creado por el Gobierno de Pedro Sánchez—, que quizá otro gobierno no hubiera validado”.

También destaca otros compromisos como la educación de 0 a 3 años, el ingreso mínimo vital, la reforma del sistema de becas o la lucha contra la segregación escolar; y pide que entren en el debate otros temas como la cooperación al desarrollo o la situación de los menores extranjeros no acompañados (MENA). Además, Conde hizo hincapié en la situación en la que quedan Congreso y Senado, pues “le da mucha mayor previsibilidad institucional y regulatoria, fundamental para que salgan adelante reformas” algo que “en el pasado fue muy difícil”.

Por su parte, la responsable de incidencia política de Unicef Comité Español, Cristina Junquera, afirmó en declaraciones a Europa Press, tras las elecciones, que España se puede encontrar “ante una nueva legislatura que demuestre que es un país responsable con la infancia”. Para conseguirlo, esperan que prime “el compromiso político, por encima de las ideologías”.

La oenegé pide al nuevo gobierno que sus prioridades sean los asuntos de infancia y reclama “avances concretos” para lograr el Pacto de Estado por la Infancia, “incrementando hasta el 2 por ciento del PIB la inversión en protección social de la infancia”; adoptar un Plan Nacional para una protección integral de niños migrantes no acompañados; promulgar la Ley para poner fin a la violencia contra la infancia; acordar una legislación educativa, “con el mayor consenso posible”, que garantice la inclusión; y avanzar en una Ley de permisos paternales y maternales.

“Es importante tener en cuenta que las decisiones y procesos en marcha deben ir acompañados de cambios reales en las políticas públicas, solo así tendrán impacto positivo en los niños. No podemos permitir que se dé un solo paso atrás cuando hablamos de derechos de la infancia, y debe ser responsabilidad de todos los partidos que los avances logrados se consoliden. El coste de no hacerlo es grande”, advirtió Junquera.