Actualizado
lunes, 17 junio 2019
22:14
h
URGENTE

Pregunta: “¿Eres feliz?”

Improvisada rueda de prensa entre los asistentes, en la que el director de Diario JAÉN, Juan Espejo, nombró uno a uno a los invitados, quienes lanzaron “dardos” que él respondió con agrado
Ver comentarios
|
16/12/2018

Fue atrevido el formato de la presentación de “Crónicas de Jaén VI”, porque el autor se sometió libremente a las preguntas de los presentes en la Biblioteca Capitular de la Catedral de Jaén, un público que Juan Espejo se encargó de nombrar uno a uno. Si alguien pretendió acudir de incógnito, erró. Empezó el director de Diario JAÉN con Juan Castillo, una persona a la que profesa un cariño especial y que planta cara a la vida en los momentos más complicados. En el hotel de este empresario, el ACG de Los Villares, se presentó el quinto volumen de “Crónicas” hace cuatro años. Por el orden en el que estaban sentados, siguió con Javier Pulido, un gran abogado de Úbeda; Manolo Jiménez, de Cazorla, “funcionario de la Diputación que tiene el valor de definirse como laboral”. Manuel Salazar, secretario general de UGT, junto a Susana Rodríguez, de quien el autor dijo: “Tiene dos ovarios, está saliendo para adelante. Cada día nos sorprende en las redes sociales y en directo con su nuevo look. Ella, sin cortarse, le preguntó: “¿Eres feliz?”. Los aplausos antecedieron a la necesaria explicación de Juan Espejo: “Hubo un tiempo en el que no fui director y a ella, que trabajaba en el periódico, componía textos en una máquina antigua, yo me acercaba cada día y le decía ‘¿Eres feliz?’. Y hoy me la ha devuelto. Soy muy feliz con todos mis amigos”. Siguió con el taurino Lope Morales; Marcelino Medina, “un hombre comprometido que dirige la Asociación de Lucha contra el Cáncer, quien merece un aplauso”, dijo Juan Espejo. Después, Emilio Portillo, presidente de la Asociación de Amigos de la Catedral de Jaén, sentado al lado de la abogada Marisa Hernanz, vallisoletana afincada en Jaén. Andrés Ila, secretario general del Colegio de Enfermería, “que dibujaba en el periódico”. Mari Carmen Paredes; Ángel González, que ahora trabaja en el gabinete de comunicación de Cáritas, y “mi amigo” Rafa Olmo. Con él compartió el director sus primeros años en Jaén, cuando llegó allá por 1984: “Él es el ideólogo, el inventor y hacedor de la marca Jaén, Paraíso Interior”. Continuó con Carmen Nieto, que regresó a Jaén después de trabajar en Ceuta; el ingeniero Manolo Venzalá y Ramón Carpena; el catedrático José Antonio Torres, “granadino con el que compartimos el concurso Prensa-Escuela en Paraguay”. El autor del libro se detuvo en un detalle: “Mis padres tuvieron tres hijos y allí está mi hermana mayor, María Quiñones, es nuestra vecina y nos hemos criado juntos, con su hija María y su marido, Paco González. Otro más: Javier Contreras, “que nos animó en Los Villares, yo nunca he visto a Juan Manuel Molina Damiani pelear por un micrófono para cantar como aquel día. José Manuel Serrano, redactor jefe de Diario JAÉN; José Carlos León, siempre atento al Concurso Prensa-Escuela, “por fin tiene un colegio no raro”. El padre de Manolo García, que ha trabajado toda la vida con la linotipia. José María Valdivia, gerente de Ferias Jaén, que puede presumir de grandes eventos que se organizan en Jaén. Los empresarios Manuel Peñalver y Rafael Teruel. El director de la residencia La Inmaculada, Miguel Ángel Alameda, de profesión paracaidista. José Miguel de la Torre; Ignacio Benítez, que es de Alhama de Granada, catedrático de Derecho Penal de la Universidad. “¿Te vas a presentar —a rector—?”, le preguntó el director. La respuesta quedó en el aire. El abogado y sindicalista Sito Ureña, quien tuvo el detalle en las redes sociales de nombrar a Manolo Nieto en una fotografía para la historia. Alejandro Rodríguez, que es de Torredonjimeno y dirige el Club de Tenis de Martos. Rogelio Rojas, de quien Juan Espejo espetó: “Lo conocí en Apache y hace poco hizo una cosa sublime en la Catedral de Jaén y de Baeza. Hace cosas maravillosas que debemos valorar más en Jaén”. Y contestó el músico: “Yo tengo la suerte de que recibí 800 aplausos, pero a ti nadie te los da en tu despacho, con este libro tienes 800 sinfonías compuestas”. Juan Algar, empresario de la construcción, una familia de Noalejo que diversifica el negocio por compromiso social. Continuó la rueda de prensa: “Antes, se decía que si quieres ver a Zarrías, ven a Jaén todos los días, y ahora decimos: Si quieres ver a José Francisco Lendínez... ¿Cuándo van a acabar los premios?”, preguntó el director de Diario JAÉN. “Creo que nos quedan cinco”, contestó su amigo, quien le devolvió la moneda: “¿Qué te motiva a volar?”. Juan Espejo no tuvo reparos en hablar al respecto: “Yo lo tenía en secreto. El parapente y la moto de trial me hacen desconectar en el sentido vital de la palabra. Más gente. José Antonio Vidal, el financiero del periódico; Javier García Gómez, “que como fue diputado tan jovencito ya está de vuelta de todo”. El médico de la cárcel, Manuel Cobo, que atendió al “Cachuli”. Otro médico, Luis Carlos López Mudarra, sentado al lado de Paqui Fuentes, gerente de Edad Dorada-Mensajeros de la Paz, junto con Sonia Balarezo, médico de la residencia Altos del Jontoya. “Quien me cuida los ojos, mi hermano Antonio Espejo, y mi sobrino Alberto”, subrayó un emocionado anfitrión. Manuel Parras, presidente del CES provincial y rector durante ocho años. Blas Ogáyar, presidente del Colegio de Gestores Administrativos. “Juan Rubio, estamos en la casa de Dios”. “No, estamos en el Archivo”, respondió. “Aquí hay libros que estaban prohibidos, por lo que estamos en un sitio en el que muchos quisiéramos estar. Hay cosas ahí que no quiere Dios, pero conviene leerlas”, agregó. Antonio Garrido, “hemos estado en trincheras distintas, pero la competencia estaba en el quiosco y mi afecto y mi consideración y me sumo a lo que han dicho los Trepabuques, porque es un periodista de largo recorrido en esta tierra, él es de Ibros y, además, una memoria prodigiosa y una pluma hábil. Ana Pérez de Tuleda, “gracias, tengo pasión por los maestros, porque los médicos y los curas son importantes, pero qué seríamos sin los maestros”. Juana Pastor, en Chiclana de Segura se cayó una piedra en una casa y era la suya. “Trabajó en la cadena de las Ondas Populares de España, dirigió la residencia de la Virgen de la Capilla y tengo debilidad por ella”. José Gómez, maestro, fue alcalde de Villargordo, padre de Ana Gómez. Juan Malo, que llegó el primero al acto; José Alfonso Martos, “que hizo el viaje inverso, desde Jaén se fue a Madrid y, en la cúspide, regresó. Fumaba ducados y habanos como un carretero y ahora camina”. Javier Laplana, un histórico de la Caja de Jaén. Blas Mora, Juan Gallego y Julio Millán, candidato del PSOE a la Alcaldía de Jaén. Y otro Julio Millán, presidente de Mensajeros de la Paz-Edad Dorada: “Te conocí siendo capellán de la cárcel y del hospital Princesa de España y te quiero”, subrayó Juan Espejo, que añadió: “Mi hijos, Juan Miguel, Rosa María y Carmen Espejo; Elia Cabello, mi cuñada, y Miguel Ángel Espejo, mi hermano”. El señor que más sabía del Parador, Francisco Vilches. “Cuando me jubilé se jubiló el fantasma”, ironizó. “Las corbatas más bonitas de Jaén las tenía Pepe Márquez, las segundas las mías y las terceras las de Joaquín Sánchez Estrella. En el recuerdo, el inolvidable Joaquín Córdoba”. También nombró al dibujante Juan Eduardo Latorre. Pepe Gárate, representante de Medicina jubilado y vicedirector de La Económica. Antonio Molinero recibió los aplausos del público y dio la enhorabuena a Juan Espejo por el libro y el último Premio Andalucía de Periodismo. Más invitados. “Acaba de ser ascendido a coronel y nos lo dejan unos cuantos meses. Llevo en Jaén 34 años y he ido mucho a la Comandancia, él era hijo de guardia civil y estaba de teniente de Información, Luis Ortega”. Pepe Boyano, “tantos años en la Cruz Roja, que en lugar de quedarse en su casa o viajar, sigue trabajando por Jaén y por la gente que menos puede”.

El autor de “Crónicas” hizo una parada en el camino: “Me conocéis, sabéis quién soy. Estábamos en Telepizza mi hija y yo y me salta un twitter: ‘Aquí haciendo cola, en Telepizza, con el director de Diario JAÉN’”. Risas por doquier. Y continuó: “Cristóbal López Carvajal, vine de aprendiz, estuve en el Hotel Xauen, primero pasé por Deportes, Provincia y gente como Francis Romacho o Antonio Avendaño confiaron en mí y me dejaron hacerle una entrevista de cuatro páginas. Ha escrito ‘Lirios Marchitos’, un libro que trata de la época en la que el Real Jaén estuvo en Primera División con pulcritud, leerlo conociendo al Jaén de ahora nos retrotrae a épocas muy delicadas y lo recomiendo. Debes volver a escribir al periódico”. Contestó: “Lo intentaré”. La “cara” de Apache, Luis Miguel Peláez. “Para un pillo de Tocón, que se busca la vida de esta forma, que tocara Apache en la presentación de mi tercer libro fue toco un honor”. José María Navarro y Lola Martos, “mis segundos padres” y los verdaderos de David Navarro. Gilberto Moreno, compañero del periódico, junto con Juan Carlos Bautista. Gaspar Molina, el “speaker” de todas las fiestas, que señaló: “La verdad es que no has cambiado nada, mantienes la frescura y la creatividad”. El director continuó: “Con Pedro Antonio Montes me recorrí la provincia treinta o cuarenta veces cuando estuve de corresponsal de Televisión Española. Recuerdo cuando tardamos cinco horas menos cuarto en ir a Santiago-Pontones”. Manolo Contreras, “uno de los periodistas más veteranos y el que más escribe y fotos publica en las redes”. Lola Araque, la viuda de Pepe Román, “un maestro”. Antonio Negrillo, poeta, escritor y portero de los Capri. “Si él es escribiera... Yo viví también allí”, indicó Juan Espejo. “Que alce la mano quien no haya vivido allí, respondió él. Paco Salas, que camina hacia la tercera edición de su libro. Juan Manuel Molina Damiani, compilador de los artículos, se llevó el aplauso de los invitados. “Gracias por tu perseverancia”. Pepe Sánchez, corrector de Diario JAÉN de toda la vida. “Un beso para el cielo. Lleva jubilado un tiempo, lo llevamos en nuestro corazón y está a nuestro lado de forma permanente”. “Gracias a ti, que es el que ha movido toda la cuestión. El que siembra recoge, sigue sembrando y que lo veamos quinientos años más”, indicó. El Servicio de Información de la Policía, José Mariano Olivares, “lo conocí a través de un policía abogado al que yo quería mucho, sigue controlando el CNI de Jaén. Eso no se pierde, las fichas las hace él”. Compañeros del periódico, Manuela Rosa, Enrique Alonso, Pepi Galera, Miguel Ortega, Miguel Ángel Vega, Virginia Cano. Sus primos, Juan Miguel Espejo, que formaban parte de “los cuatro jinetes del Apocalipsis”, cuando el padre de Mariola Cantarero vivía, con Pepe y Alfonso Espejo. Sergio Berrios, que dijo que la economía va “repuntando”. Alfonso Martínez Foronda, que fue secretario general de CC OO, “es profesor, dinamizador cultural, le encanta el teatro, conocía y trabajó con Juan Cruz, es un sindicalista y una persona comprometida y con una sensibilidad cultural enorme. “Tenemos a un ferroviario de La Rábita, Manuel Pérez Perálvarez, por allí no pasa el tren”, subrayó el director de Diario JAÉN. “Por Jaén tampoco”, espetó su amigo. “Mi primas, las hermanas Paloma y María Luisa Espejo, junto con Pepe Arco. Miguel Castro, activista del movimiento vecinal. El arquitecto Alfonso Rodríguez, que aprovechó para preguntar cómo ve la línea de Jaén, ¿plana, alta o baja? Respondió el autor de “Crónicas”. “Confío en el mañana de esta tierra si todos sumamos”. Aludió a la necesidad de envasar más aceite y conseguir más industrias. Siguió la “retahíla” de invitados. Eva Murgado, que pertenece a la Universidad de Jaén, “el motor de incardinación de la sociedad”. Acabó Juan Espejo con “mi general”, José Fernández, director de la Academia de la Guardia Civil de Baeza cuando salían cinco mil alumnos: “Él es miembro del Consejo Editorial, se juntan los sabios para tirarnos de las orejas, te conocí con Antoñete en la caseta de Diario JAÉN y te tengo mucho cariño”. Agregó: “Gracias a todos y cada uno”. No se olvidó de nadie. Ni siquiera del pequeño Marcos Ocaña Muñoz, que acudió con sus padres, José y Ana Belén. Rosa María Espejo bordó el final con su pregunta: ¿Cuándo coges vacaciones?

Un posdata. No quiso terminar la presentación de su libro Juan Espejo sin levantar a la “autoridad” de la ciudad, Alfonso Sánchez Herrera, para quien no paraban de sonar los aplausos. “Me has tenido con el corazón en un puño, diciendo a mí no me nombra; será que no me conoce porque me he quitado el sombrero, me ha dejado para el final, cuando ya se me ha ido la inspiración. Primero. Somos amigos, aunque unas veces nos borramos y otras nos apuntamos. Segundo, soy el más antiguo suscriptor de Diario JAÉN, porque yo jugaba en lo que hoy es una residencia cuando estaba Fausto Fernández de Moya. Y tercero. Estoy aquí en calidad de consejero de la Caja Rural, el que más manda, y no me habéis nombrado porque me tenéis envidia”. Contó un chiste de la Ley de Protección de Datos que despertó las risas y recogió las simpatías que siembra siempre.

Susana rodríguez le devolvió a Juan espejo una pregunta que él le
hacía cada día cuando ella trabajaba en diario JAÉN

El sacerdote y colaborador de diario jaén juan rubio dejó constancia de la importancia de los libros de la biblioteca capitular

reportaje audiovisual con los mejores momentos de la presentación del libro,
en La página web de
diario jaén