URGENTE

Mancha Real en el siglo XX

El mancharealeño, afincado en Madrid, José Antonio Heredia Morillas, presenta su nuevo libro autobiográfico en el que hace un repaso por la historia más reciente de la ciudad
  • Image

Para quien esto escribe resultó siempre, y continuará resultando, muy gratificante que alguien escriba un libro y lo presente, mucho más si ese libro tiene “estrecha relación” con Mancha Real, no solo porque “la muy noble y muy leal villa” es, lo subrayamos cada vez que tenemos ocasión “nuestra segunda pasión terrenal”, sino porque se da la feliz realidad, de estar escrito “Mancha Real, siglo XX”, por una persona que a la ciudad la conoce y la ama, pese a que el autor del mencionado y magnífico trabajo, corre el riesgo de que haya quienes no crean en sus sentimientos, intenciones investigaciones etc. Porque hace muchos años, José Antonio Herrera Morillas, nacido aquí el 5 de enero de 1934, marchó por motivos de estudios a Madrid y allí vive junto a una “muy buena parte de sus seres queridos”. Jubilado como doctor ingeniero de minas, tras pasar la niñez, la juventud y algo más en “el pueblo donde vio la luz” y ser después futbolista de mucha calidad en el equipo del municipio que entonces se llamaba “Imperio Azul C.F.”. ¡Qué tiempos y qué jugador! Otros también eran estupendos peloteros, cuando ni cobraran y tenían que poner dinero para jugar. Camisetas, pantalones cortos, zapatillas ¿campo de fútbol? Sí, con tierra, charcos, barro, “carronchas”... Pepito Herrera, ahí es nada... No tuvieron que contárnoslo, lo vimos y lo vivimos.

Antes que futbolista, persona, como igual sucedía, sucede y sucederá con su familia y no escribe esta realidad alguien a quien se lo contaron, sino quien vivió en este municipio, enfrente de él “no enfrentados”, y con la sincera amistad como bandera. Y no se trata de un engañoso “pelotilleo”, algo que en el mundo de hoy se lleva mucho”, sino que es una verdad como un templo. Así lo supe siempre y lo continuo creyendo “a pies juntillas”.

Pero vayamos hacia “Mancha Real, siglo XX” de José Antonio Herrera Morillas con un currículum brillante no, lo siguiente. Un libro impreso en España, Unión Europea, “Letras de Autor”. La primera edición es de mayo de 2019, habiendo realizado Almudena Jiménez la maquetación y, Sara García, el diseño de las cubiertas. En la portada de “Mancha Real, siglo XX”, ha un dibujo de la parroquia de San Juan Evangelista de Mancha Real con la torre original, sustituida por el actual campanario en 1969. El templo, “una pequeña Catedral” del Renacimiento andaluz, fue declarada monumento histórico-artístico nacional en 1983 y en su construcción, que duró muchos años, por motivos de escasa economía, intervinieron arquitectos de la talla de Andrés de Vandelvira, Juan Aranda Salazar, López de Rojas, Ventura Rodríguez... ¿Hay quién da más?

En la contraportada, la explicación de la fundación del pueblo, datos familiares y oficiales de prensa porque el autor no había nacido. Seguidamente, el libro es una autobiografía mezclada con relatos, hechos notables, acontecimientos en el mundo y en España y la canción más popular de cada año. En esa contraportada, el autor describe a Mancha Real como un pueblo “sorprendente” por su dinamismo industrial, por la cordialidad de sus gentes, aunque se revelen cuando tiene que hacerlo. Biografía del autor en cuentos, anécdotas, gente variopinta conocida por todos. “Personajes y personas que han hecho historia en nuestra España”. La dedicatoria del autor en el libro: “Para mi madre, mi mujer, mis hijos y mis nietos y para el pueblo de Mancha Real”. La dedicatoria del autor de la presente información: “Para mi amigo José Luis y con el recuerdo de mi gran maestro, Don Juan Quero”. El índice del libro lo integran agradecimientos, prólogo, los orígenes de Mancha Real, sus orígenes, evolución hasta el siglo XX, los comienzos de esa época, historias familiares, relatos curiosos, la guerra española, el Sacromonte, Lucena, Madrid, primeros años universitarios, malos tiempos, la carrera, promoción CXXXIII de minas, el carbón, primera etapa de constructor, época dorada, remate de las obras del campo de Gibraltar, Asturias, motes, minas de Almagrera y declive total.

En agradecimientos, el siguiente texto: “A todos cuantos me ayudaron en la empresa, en especial a Ramón”. Y, en el prólogo, José Antonio Herrera Morillas, entre otras consideraciones en relación de lo que se llama “esta autobiografía especial” por el tiempo que le queda por vivir, afirma rotundamente que: “Mancha Real, mi maravilloso pueblo del que he estado ausente en muchas ocasiones...Pero que siempre ha estado en mi corazón”. En el libro, 460 páginas donde a través de los textos y unas fotografías de diferentes épocas se palpa sensibilidad, amor, recuerdos alegres y otros no tanto, vivencias y experiencias... Una amalgama enriquecedora que debe llenar de alegría Mancha Real porque la publicación de José Antonio Heredia Morillas es a nuestro entender algo ciertamente para estar contentos. En la presentación, atinadas palabras del concejal de Cultura, Tomás Raez, también intervino Amalia Soria, coordinadora del emotivo acto y el “saber estar” de un admirable como es habitual de un escritos de postín. Tras la feliz presentación, familiares y amigos, terminaron el encuentro celebrándolo en el Círculo Cultural Recreativo.