URGENTE

“Úbeda es un escaparate y el Festival de Música su mejor aliado”

Antonio Fuentes
|
09/06/2019
Un ubetense enamorado de su tierra, pero también de la música clásica. Es por ello que a principios de los 80, junto a otros aficionados, decidió dar vida a una asociación que marcaría la cultura de la ciudad para siempre

Antonio Fuentes Miranda fue uno de los fundadores del Festival de Música y Danza “Ciudad de Úbeda” y el actual vicepresidente de la Asociación de Amigos de la Música, organizadora del festival. Aficionado desde su juventud, lo ha visto crecer y convertirse en un todo un referente cultural de la provincia.

—Para quien no la conozca, ¿qué es la Asociación de Amigos de la Música y cómo surge?

—La Asociación de Amigos de la Música se creó en el año 1983, cuando dimos el primer concierto, que estuvo protagonizado por artistas locales, Cuartero Ciudad de Úbeda. Se llevó a cabo en la Capilla de El Salvador en junio de ese mismo año. Éramos un grupo de amigos aficionados a la música clásica y por aquel entonces nos unimos al único colectivo que existía en la ciudad en relación con la música, que era la banda de Úbeda, dirigida por el maestro Herrero Moya. Al principio, queríamos crearla como “amigos de la ópera”, pero para que no fuera tan restringida, Diego Martínez, el actual presidente, propuso que fuera “de la música”, algo que atrajo a un mayor número de aficionados. Así fue como comenzó nuestro recorrido, con un grupo de amigos que ya cuenta con 600 socios.

—¿Qué supone el colectivo para la cultura de la ciudad?

—Actualmente, considero que el Festival de Música y Danza “Ciudad de Úbeda” es un ente cultural fundamental para la ciudad, considerada como uno de los motores esenciales de la cultura en el ámbito provincial. Ha sido un recorrido largo, ya que tanto la asociación como el propio Festival de Música comenzó de forma muy modesta, regateábamos hasta el último céntimo. Con el tiempo, sembramos el interés en el público y, en cada edición, intentábamos superar el nivel del anterior, hasta contar con tres décadas de festival.

—Cómo vicepresidente, ¿cuáles son sus funciones?

—Me encargo de representar al colectivo cuando el presidente, Diego Martínez, no puede estar presente. Asimismo, junto a otros miembros de la directiva, me encargo de guardar un registro sonoro de todos los conciertos que se organizan desde el festival, lo que conforma un archivo bastante amplio. Asimismo, estoy muy comprometido con la edición de los programas de mano y el libro que se edita para cada edición que sirve de guía cada año. Nuestro objetivo es que sea completo y tenga un aspecto que otorgue calidad a cada edición.

—¿Qué siente al poder representar a este colectivo?

—Se trata de un orgullo enorme. Es todo un honor poder ser parte de una asociación que organiza un festival reconocido en todo el panorama nacional. Además, desde muy joven he sido un apasionado por la música clásica, por lo que para mí es un regalo poder aportar y compartir con otros amigos nuestra afición por el arte y la música. Además, ver el camino que hemos recorrido hasta llegar a tener un festival de primer nivel es algo que me eriza la piel y me aporta una gran satisfacción.

—¿Qué objetivos tiene en la actualidad la agrupación?

—Nuestro principal objetivo es llegar a la mayor cantidad de público posible. La aportación de distintas perspectivas que nacen de los miembros de la directiva, nos han hecho llegar a la conclusión de que el mundo de la música ha pasado por su propia crisis, por lo que hemos decidido apostar por la música desde una posición amplia, creando un programa variado que incluya distintos estilos musicales que van de lo clásico al flamenco, para atraer a distintos tipos de público. Todo ello primando, como lo hemos hecho siempre, la calidad, intentando mejorar en cada edición y estudiando cada una de las propuestas. Otro de nuestros objetivos es llamar la atención de las administraciones, un trabajo largo que poco o poco a dado sus frutos hasta que en la actualidad son un apoyo importante. Además, creemos que el proyecto del Ayuntamiento, que apuesta por la creación de un nuevo auditorio, puede ser un gran apoyo para el desarrollo de la cultura y el propio festival. Por otra parte, también tenemos el foco puesto en el apoyo de la empresa privada, cada vez son más marcas las que quieren participar en el festival y, para el crecimiento y desarrollo de los proyectos, es algo esencial que, al mismo tiempo, supone un revulsivo para la propia ciudad.

—Uno de sus mayores proyectos es el del Festival de Música y Danza “Ciudad de Úbeda”. ¿Cómo se está desarrollando la 31 edición?

—La primera edición, que está apunto de finalizar, ha transcurrido de forma muy positiva, ya que hemos conseguido completar un programa excepcional tanto en calidad como en cantidad, con 27 conciertos en directo. Además, cerrar con una apuesta tan variada como la actuación de José Mercé y Tomatito, dos figuras del flamenco, el concierto de uno de los dúos pianísticos más importantes del panorama internacional, con las hermanas Katia y Marielle Labèque, así como el cierre con el grupo, de primera categoría en la interpretación de música del Renacimiento, Les Arts Florissants, que se desarrolló en la capilla de El Salvador, creo que da algunas pinceladas de lo que se ha podido vivir en Úbeda en estas semanas. Además, la música no acaba ahí, la asociación sigue promoviendo actividades, ya que ahora celebraremos el festival de música urbana y después vendrá el de música de cine. Asimismo, para el mes de julio, realizaremos el Festival en Úbeda.

—¿Qué balance haría de la respuesta del público?

—Totalmente positiva, en algunas de las actuaciones hemos tenido que colgar el cartel de entradas agotadas. Tenemos un público fiel que cada año va en aumento y que nos animan a seguir trabajando y mejorando.

—¿Y los propios ubetenses?

—Tenemos constancia de que sí. Úbeda cuenta con una ciudadanía que se vuelca con las actividades que se organizan. Hemos sido un pueblo participativo y que ha mostrado siempre un gran interés por la cultura.

—¿Cómo es el público que acude a los conciertos?

—El perfil del público es de una cierta edad. Por ello, uno de nuestros horizontes es conquistar a las nuevas generaciones, gente joven que se interese por los espectáculos que organizamos y crear un nuevo perfil que se aficiones y perdure en el tiempo. Es uno de los motivos por los que creamos un programa variado que intente satisfacer diversos gustos.

—¿Qué anécdotas recuerda de estos 31 años?

—Uno de los momentos más especiales fue cuando firmamos la carta fundacional de la agrupación que guardo en mi recuerdo y que por supuesto celebramos por todo lo alto los distintos compañeros y amigos. Otro de los grandes momentos que hemos vivido en estas 31 ediciones fue la actuación de Montserrat Caballé o la visita de Alfredo Kraus, algo único para la ciudad y para mí.

—¿Qué nuevos retos se plantean para el futuro?

—El reto fundamental para los próximos años es que nuestra oferta sea cada vez más interesante, sea de mayor calidad y conquiste a diversos tipos de público. Asimismo, intentar atraer al público para que se queden en nuestra provincia y disfruten de ella durante esta época.

—Uno de los objetivos es promover la ciudad de Úbeda. ¿Qué supone el festival para la economía local?

—Fundamental. Nosotros nos sentimos muy orgullosos de nuestro festival, pero también creo que la llegada de aficionados a la música de diversos lugares hasta Úbeda, una ciudad con una riqueza patrimonial y cultural tan importante, provoca que muchos de los que nos visiten aprovechen su estancia para conocer la ciudad y otros lugares de la provincia. Además, en el caso de nuestra tierra es un motor de gran ayuda que llena hoteles, restaurantes y crea riqueza en Úbeda.

—¿Cómo recomendaría tanto a Úbeda como el festival para quién nunca lo haya visitado?

—Muy fácil. Todos aquellos a los que les guste la música tienen la oportunidad de disfrutar de un festival de primer nivel con artistas de reconocido prestigio, por lo que nadie debería perderse nuestro festival y la riqueza que alberga Úbeda en sus calles y su propia gente.

Programa cuidado con esmero

La 31 edición del festival más relevante de la provincia ha vuelto a triunfar en lo referente a la acogida del público y el nivel de espectáculos. Por los bellos escenarios de la Ciudad de los Cerros han pasado artistas tan importantes como la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, el Ballet Nacional de España o los artistas flamencos José Mercé Y Tomatito. Para muchas de estas actuaciones se tuvieron que colgar el cartel de entradas agotadas, señal de la buena salud de la que goza un festival ha marcado la historia.

El tiempo - Tutiempo.net