URGENTE

La Virgen de las Nieves

Repaso por algunos de los pregones más importantes, emotivos y populares, en honor a la patrona de Pegalajar, un municipio singular

Damos por concluida, con la presente, la serie de colaboraciones que, con todo cariño, quien esto escribe, ha aportado modestamente desde Diario JAÉN, que es “algo más que un periódico”, desde mi calidad de cronista oficial de Mancha Real, en torno a “Pegalajar, un pueblo singular”. Pusimos ganas, voluntad, cariño... Pero seguramente, quien dichas colaboraciones escribió “no estuvo a la altura”. ¡Lo sentimos y no poco! La última colaboración relacionada con Pegalajar se denomina “Tres pregones en honor a la patrona de Pegalajar”, Nuestra Señora de las Nieves, Virgen muy querida, sin lugar a dudas. Presentamos en esta información un resumen de los pregones de las fiestas, referidos a los autores y años que se citan: 4 de agosto de 2003, Francisco Almagro Heredia; misma fecha en 2004, Juan Antonio López Cordero; Isidro Fernández Cuevas, el pregonero de 2006.

Dedicamos esta colaboración, cariñosamente especial, a la amistad que tan importante es, la de Juan Pedro Cordero Almagro y su familia, mi peluquero (antes era barbero). Buen trabajador, rápido, eficaz, ¿callado?, aficionado y entendido de la caza, casado con una mancharealeña que fue alumna del autor de esta colaboración. Juanpe y su esposa tienen dos hijos, niño y niña. En definitiva, una familia que merece “esto y mucho más”. ¡Ah! El inseparable amigo de Juanpe, el ... ¡su móvil! y ¿de quién no es amigo inseparable el móvil de cada cual? Otro dato, Juanpe es familiar directo de uno de los pregoneros, Francisco Almagro Herrera. Comenzamos el resumen de los tres pregones, donde no faltaron “los vivas” a la Virgen de las Nieves, ni la poesía popular, cantes, ¡buenos días y felices fiestas! Y al final “muchas gracias y otra vez felices fiestas” y su ¡Viva a la Virgen de las Nieves! Los saludos protocolarios, sentidos, sinceros, agradecimiento, deseos de ilusión, amor y “por alegrías”, el pregonero se expresó así: “Toros, flamencos y poesía... ¡Olé mí Pegalajar!; Toros, flamenco y poesía, ¡Nadie te puedo igualar en salero y alegría!

Nostalgia, recuerdos, vivencias, pasado, presente, futuro de su pueblo y de sus gentes, de su niñez, de su juventud, de su mayoría de edad, así como de historia, costumbres, tradiciones, cultura, el propio habla, la gastronomía... y en el final del pregón de Francisco Almagro Herrera, un poema a la Virgen de las Nieves que así termina: “...Porque en el día de las Nieves, sobra toda explicación”.

Juan Antonio López Cordero, pregonero en agosto de 2004, terminaba su pregón así: “...Finalmente y tras este protocolario discurso de apariencia ferial que llaman pregón e imponen los tiempos actuales, no perdamos más tiempo, dad rienda suelta a la alegría, romped los formulismo cotidianos, que las fiestas son preciosas y han de aprovecharse cada minuto”. ¡Viva nuestra Virgen de las Nieves y Viva Pegalajar!

Pero, ¿cómo comenzar el pregón? Con agradecimiento a Mercedes, la primera alcaldesa de Pegalajar y a los miembros de la corporación municipal... Un honor para Juan Antonio López, investigador, escritor, difusor desde mucho tiempo atrás de los valores históricos y culturales de su pueblo. Recuerdos fechados en 1995, acontecimientos de 1559 en Pegalajar, repoblaciones castellanas de la baja Edad Media, campesinos, adalides, guerrilleros, hombres libres, reparto de tierras conquistadas. Libertad, igualdad, sabiduría, supervivencia, la Huerta de Pegalajar, el Castillo de la villa, parcelas, cultivos de riego, el Arrabal de la Laguna, piedras secas, optimismo en relación al futuro de este pueblo singular, el aceite de oliva virgen, su patrimonio, su proximidad a Jaén, la acogida a los visitantes... Nadie es extraño en Pegalajar. ¿En las fiestas? La chiquillería, música, cabezudos, helados, titiriteros, imaginación, turrones, chocolate, flamenco, toros, verbena, teatro, rock, veladores, la charca y, sobre todo, nuestra Virgen de las Nieves, y el dato histórico del origen de las fiestas, el 23 de diciembre de 1243 y más datos, y más fechas: siglo XVII, años atrás, la ermita de Santa María, siglo XVIII y XIX... La baja fuente, los fuegos artificiales, el jardín, las rejas, el campillejo, la presa ¡un completo puzle” y, antes del final, el pregonero: ¡Qué suerte tiene Pegalajar con su gente! Recordó la Virgen de las Nieves en los diversos lugares de España y aseguró: “En nuestras fiestas caben todos y todas”.

Isidro Fernández Cuevas, pregonero en agosto de 2006, agradeció la oportunidad, subrayó los saludos y sus buenos deseos y recordó su origen pegalajereño y el pico de Almadén, la Guardia de Jaén, la Cerradura, los toros, el instituto, sus hermanos, los bizcochos, la matanza, las vacaciones, la familia, los amigos...Hasta sus pacientes de Mancha Real, sin olvidarse de lo que Pegalajar continúa ofreciendo, así como el mérito de quienes hicieron, hacen y harán “un Pegalajar de excelencia”. Rindió homenaje a las familias trabajadoras, felices bajo el mando de la Virgen de las Nieves, como un manto de amor, “a ella y a nuestra tierra”. Disfrute, risas, alegrías, brindis, refrescos, roces, rock and roll... Hemos concluido las colaboraciones sobre “Pegalajar, un pueblo singular”, el próximo encuentro en las páginas de Diario JAÉN será ¿cuándo? “Doctores tiene la iglesia”. Quien esto escribe desea continuar para llevar a todos “desde Mancha Real, Albanchez un bajel elevado sobre secano”, con el deseo de que disfrutemos.