URGENTE

La prueba contra el espejo

Personajes conocidos de la provincia se someten a la prueba de la aplicación FaceApp para ver como serán cuando pasen unas décadas, una app que ya se ha hecho viral en todo el mundo

Una bella ancianidad es, ordinariamente, la recompensa de una bella vida” decía el filósofo Pitágoras, aunque para aquellos que no lleven bien eso de experimentar las señas del paso del tiempo siempre quedará el consuelo de “es mejor cumplir años, pues eso significa que seguimos aquí”. De una u otra forma, hacerse mayor es algo implícito en ese contrato llamado vida. Ahora, gracias a la llegada de las nuevas tecnologías cada cual puede elegir si verse dentro de unos años, cuando donde hubo cuerpos tersos quedan arrugas. Una ligera idea que algunos pueden aprovechar para apuntarse a un gimnasio o empezara beber más agua o darse cuenta que el paso del tiempo los convierte en “atractivos maduros”. A través de FaceApp, una nueva aplicación de la red social Facebook, una persona puede comprobar como será dentro de unas décadas, una prueba que se ha hecho viral y a la que se han sumado muchas caras conocidas.

Entre estos rostros no podían faltar los jiennenses, desde autoridades hasta personajes de la cultura y el espectáculo. Una divertida iniciativa que debe ser enfocada con humor, pues unos y otros tendrán que sufrir las consecuencias del paso del tiempo. Algunos de los que desde Diario JAÉN se han sometido a esta curiosa prueba son el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, el actual alcalde de la capital, Julio Millán o la conocida actriz de Arquillos Inma Cuesta. Eso sí, mucho cuidado con la popular aplicación, pues al parecer, recoge en su letra pequeña una cláusula por la que se queda con el derecho de usar la información personal de los usuarios y las fotos que hagan con fines comerciales. El usuario de Twitter Elisabeth Potts Weinstein detectó que al firmar los términos y condiciones de la aplicación de edición de fotos, el usuario está cediendo el derecho a FaceApp a emplear sus fotos, nombre, voz e identidad con fines comerciales. Según indican los términos y condiciones de la aplicación, al aceptar las condiciones se da una licencia con derecho de sublicencia transferible, perpetua, irrevocable, no exclusiva, libre de regalías, mundial, totalmente pagada, para usar la información del usuario, por lo que quizás sea mejor dejar para la imaginación los cambios que vendrán con los años.