Actualizado
viernes, 19 julio 2019
09:58
h
URGENTE

Escuela británicas cambian sus relojes

Alumnos del Reino Unido han mostrado sus quejas y han pedido a las colegios que cambien sus relojes analógicos por digitales porque, aseguran que, no saben ni son capaces de leer las horas correctamente en ellos
Ver comentarios
|
21/04/2019

Las nuevas tecnologías avanzan a pasos agigantados. Sin darnos cuenta están acabando con costumbres tan básicas como mirar las manillas de un reloj para saber la hora. O al menos esto es lo que ha ocurrido en las aulas de escuelas en Reino Unido. Según informa “Inspire to change”, las autoridades escolares británicas han comenzado a sustituir los relojes analógicos que colgaban en sus aulas por digitales tras numerosas quejas de sus alumnos al no saber “leer el tiempo” mientras realizaban sus exámenes.

Según informa “El Confidencial” las primeras quejas vinieron de estudiantes de un colegio británico con edades comprendidas entre 15 y 16 años que durante un examen de conocimientos comentaron al profesor que no comprendían el funcionamiento del reloj. Más tarde fueron alumnos de entre 17 y 18 años los que mostraron su desconcierto. Por esta razón, los principales colegios británicos se vieron en la obligación de ir cambiando de manera progresiva los relojes analógico convencionales y dar paso a los digitales. Stephanie Keenan, directora de inglés del instituto Ruislip al noroeste de Londres, ha asegurado a “Inspire to change” que “han instalado relojes digitales en las salas de examen porque los adolescentes no pueden saber la hora”. En respuesta a las peticiones por parte de los alumnos, la directora asegura que como “los jóvenes se encuentran bajo estrictas limitaciones de tiempo durante sus exámenes, los maestros creen que usar relojes digitales en lugar de relojes analógicos les ayudará”.

Según indica Keenan, esta medida será favorable ya que “los estudiantes a menudo interrumpen para preguntar cuánto tiempo queda y al cambiar a los relojes digitales, los estudiantes podrán ver la hora, lo que llevará a menos interrupciones durante la prueba”.

Malcolm Trobe, secretario general adjunto de la Asociación de Líderes Escolares y Universitarios, apunta a ‘Inspire to Change’ que “la generación actual no es tan buena para leer los relojes tradicionales como las generaciones anteriores ya que están acostumbrados a ver una representación digital del tiempo en sus teléfonos y ordenadores”. Además, apunta que como “casi todo lo que tienen los jóvenes es digital, están expuestos al tiempo que se les da digitalmente en todas partes”.

A diferencia de Reino Unido, Estados Unidos aún sigue manteniendo relojes analógicos. Según indica Carol Burris, directora ejecutiva de la Red de defensa de la educación pública, a “Inspire to change”, “aprender a leer las manecillas de un reloj es parte del plan de estudios básico en muchas escuelas”. “Todavía hay valor en la enseñanza del tiempo analógico”, sentencia.

Burris además asegura que “hay muchas manipulaciones matemáticas muy complejas que están involucradas en poder decir la hora con un reloj analógico y se requieren algunas de las habilidades matemáticas que los estudiantes están aprendiendo”. Asi se abre un debate que inquieta a muchos. ¿Avance o retroceso? ¿Nuevas tecnologías o pocas ganas de aprender?