Actualizado
sábado, 20 julio 2019
01:31
h
URGENTE

De los drones al senderismo

Una de las claves de la buena acogida de esta iniciativa es que transciende de los gustos del público especializado y buscar ser interesante para cualquiera, con propuestas como una “batalla” de Star Wars y vuelos acompañados de profesionales

El Festival Internacional del Aire cumple veinte ediciones y es ya el segundo evento de vuelo libre más importante en Europa. En los últimos años ha registrado una participación media de 20.000 personas. No es extraño, cuenta con un potente programa de exhibiciones aéreas, que incluye dos sesiones de un gran helicóptero de la Armada, que realiza un entrenamiento de rescate y vuelos sobre el recinto del FIA. En el marco de la cita de 2019, se celebra la duodécima edición del Freestyle de Paramotor, una espectacular competición de acrobacias, muy cerca del suelo, que, en años anteriores, llegó a reunir a 5.000 personas. El éxito de este certamen hace que se abra más allá de la Sierra de Segura, lo que se demuestra que, junto al Cinefan Festival de Úbeda, organizarán un gran espectáculo solidario a beneficio de la Asociación Española contra el Cáncer, por tierra y aire llamado “Batalla en el planeta FIA–Star Wars“, una espectacular recreación de una batalla entre el Imperio y los rebeldes con más de 60 personajes y varios paramotores armados con láser y caracterizados como naves espaciales. Una actividad novedosa, única en el mundo. Y, mientras se innova, se consolidan clásicos de este festival, como la presencia de los mejores pilotos de parapente y paramotor del mundo para la realización de las exhibiciones acrobáticas, como Raúl Rodríguez, Beatriz García, Karen Skinner, Emilia Plak, Nico Aubert, Manu y David Tejeiro, Paco y Javi Guerra, Helina Nieminen, Víctor Rodríguez (Moncho), o Christina Kolb, entre otros. El festival, también cabe decirlo, cuenta con una decena de las mejores mujeres piloto de vuelo libre, procedentes de Polonia, Japón, Reino Unido, En Salto Base participarán Dani Román y Jesús Encinas.

Y es que, para los amantes de este deporte, la Sierra de Segura es su segunda casa, ya que, gracias al FIA, tienen la oportunidad de disfrutar de una competición de distancia en parapente, el Open El Yelmo XC, combinada con la XII Trail Running, ruta de senderismo, ruta motera y, una gran atractivo, programas de vuelos biplaza, que permiten al público volar con profesionales en parapente o paramotor.

Son días en los que, como ocurrió en esta última edición, se reúnen hasta 23 producciones procedentes de 11 países. No en vano, se reparten 3.000 euros en premios. Pero el interés transciende a estos profesionales, ya que se programan de actividades para todos los públicos: conciertos, talleres para niños, zona de comidas con “Food Trucks”, zona comercial, charlas, batucada y espectáculos de calle. El FIA está organizado por el Ayuntamiento de Segura de la Sierra y su principal patrocinador es la Diputación Provincial de Jaén. También colabora la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, junto a Olivar de Segura, Telmi, Canal Sur, Madrid Fly, Ozone, Bujarkay y González de Automoción. El interés de las administraciones y los asistentes, junto a otros organismos está más que justificado, ya que tiene como escenario el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, la zona natural protegida más grande de España, lo que permite compaginar deporte, turismo y naturaleza. Esta zona está considerada una de las mejores del mundo para la práctica del vuelo libre por sus condiciones meteorológicas. Se trata de una gran oportunidad para los aficionados a este tipo de actividades y para el público en general, con efectos directos en la población que la acoge. La alcaldesa de Segura de la Sierra, Esperanza Chinchilla, tras veinte años de este certamen, se confiesa encantada. “Estamos muy satisfechos de la enorme cantidad de visitantes y de pilotos de vuelo libre que hemos conseguido atraer, lo que demuestra que el FIA está plenamente consolidado como el mayor evento de vuelo libre de España y uno de los más importantes de Europa”. Además, pone de relieve la gran promoción turística lograda para la Sierra de Segura, ya que se trata de un festival con una importante repercusión en los medios de comunicación que tiene un enorme impacto económico, pues los hoteles y establecimientos hosteleros de la Sierra de Segura se llenan.

En definitiva, el FIA el festival crece en muchos aspectos, con diferentes direcciones y organizaciones que han trabajado duro por dar espacio y visibilidad al vuelo libre en la comarca a lo largo de dos décadas que, para muchos “han pasado volando” por los cielos de la Sierra de Segura. Un éxito que hace que ya se piense en el primer fin de semana de junio de 2011, cuando el festival repetirá.

El primer fin de semana de junio hace que los hoteles se llenen de los visitantes que atrae este festival