Jesús Medina pone en duda su continuidad en el Linares

El presidente azulillo explota ante los insultos recibidos durante el partido ante la UDC Torredonjimeno

02 nov 2019 / 11:43 H.

El Linares Deportivo sigue con paso firme esta temporada, liderando el Grupo IX de Tercera División con diez victorias en once encuentros y 30 puntos, seis más que el segundo clasificado, El Ejido 2012, sin embargo, algún sector de Linarejos no parece estar conforme con los logros obtenidos por el equipo bajo la gestión de Jesús Medina y, durante el encuentro del jueves, según comenta el propio presidente, insultaron al principal mandatario de la entidad minera, algo que no sentó bien al dirigente, tal y como dejó claro en su cuenta personal de Twitter con un mensaje en el que deja la puerta abierta de par en par a su no continuidad al frente del club después de las elecciones que tendrán lugar a final de temporada: “Después de mucho tiempo haciendo las cosas muy bien, en el fondo Santana se siguen cagando en mis muertos. Una pena que fuera de Linares me valoren más que en mi propia casa. Que el siguiente caliente, que junio está a la vuelta de la esquina. Gracias a todos”.

El fondo al que se refiere Medina es el lugar donde se sientan los seguidores más radicales del Linares Deportivo, aunque el apoyo de la mayor parte de la afición del cuadro azulillo al presidente es algo palpable, tanto en la calle como en Linarejos cada quince días, sobre todo durante esta temporada, aprovechando el impulso que supuso el casi ascenso de la pasada campaña, donde solo unos minutos impidieron que el cuadro linarense no esté ahora en Segunda División B.

Como no podía ser de otra forma, buena parte del club mostró su apoyo público a Medina y el rechazo a comentarios y cánticos como los que supuestamente se escucharon en el último partido. “Barco lleno o barco vacío pero siempre con el capitán a bordo y al mando, es la diferencia entre tú y los vacíos”, escribía Juan Arsenal, técnico azulillo. En la misma línea respondió el director técnico de la entidad, Miguel Linares, que dijo que no hay “nadie como Medina para dirigir este barco”. La preocupación de algunos aficionados es que el actual presidente, que hace poco más de un año aseguraba que seguiría al frente de la entidad hasta el final de su mandato, aunque no se cumplieran los objetivos, tanto en el plano deportivo como en el financiero, se marche. “Estaré en el club hasta junio de 2020 y serán los miembros de la asamblea general de socios quiénes decidirán mi futuro en el Linares Deportivo”, decía entonces, algo que parece estar dispuesto a cumplir, al menos en lo relativo al tiempo como presidente, aunque comienzan las dudas sobre si será la asamblea general quien decida si debe seguir en el cargo o, por el contrario, no se presentará a la reelección en un cargo que ostenta desde junio de 2016.