URGENTE

Y llegó el final. Tras más de una semana de divertidos y ajetreados días, los vecinos de la urbanización de Valdeastillas dieron por clausuradas sus fiestas en honor de la Virgen del Carmen. Unas jornadas que han estado marcadas por las altas temperaturas, el buen ambiente entre sus vecinos y la participación de los jiennenses en las distintas actividades programadas. En la última cita, los vecinos comenzaron con una santa misa a las once de la mañana, pues no hay que olvidar que la Virgen del Carmen es la protagonista de sus festejos y por ella sienten una sincera y estrecha devoción. Cuando el mercurio comenzó a subir, pequeños y mayores disfrutaron de la Fiesta de la Espuma, una alegre manera de combatir la ola de calor, así como estrechar lazos en la urbanización. Ya al mediodía, llegó el momento de dar rienda suelta al paladar, con el concurso gastronómico, en el que no faltaron desde carne hasta bizcochos y dulces que más tarde degustaron entre todos, aunque también los compartieron con aquellos vecinos de otros barrios que se acercaron a Valdeastillas.

Cuando el sol comenzó a dar un respiro, a eso de las nueve de la noche, se realizó la entrega de premios y trofeos de los distintos concursos celebrados desde que comenzaran las fiestas, tales como fútbol, de disfraces o petanca. De esta forma dieron por clausurados unos días que cada año llevan la alegría y la diversión a esta zona privilegiada y especial de la capital y que hace que muchos señalen en su calendario sus esperadas fiestas.

Tanto es así que desde la Asociación de Vecinos de Valdeastillas en nombre de su vicepresidente, Ángel Estepa, calificaron de “éxito” las fiestas en honor de la Virgen del Carmen. “Somos muchos los que no faltamos ningún año, desde la asociación ponemos toda nuestra ilusión y todos los vecinos colaboran en lo que pueden y eso se nota en el resultado, además somos una zona donde hay mucha unión y armonía vecinal”, aseguró Estepa. Una armonía que se nota nada más llegar al lugar.