Unas cuentas en estado de sitio

La inversión se minimiza y se prevén ingresos por hasta 5 nuevos aparcamientos

15 nov 2016 / 11:57 H.

Con un “por desgracia, los presupuestos no tienen demasiado margen para hacer cosas”, el concejal de Hacienda, Manuel Bonilla, adelantó, ayer, el borrador de cuentas para 2017. Se trata de un documento en el que la inversión municipal, condicionada por la “quiebra técnica” del Ayuntamiento, se reduce a la mínima expresión (3,9 millones de euros frente a los 14 millones de 2015, de los que, además, 1,27 millones están subordinados a que el Ayuntamiento se alce con los 15 millones de fondos europeos de la estrategia DUSI). Y, a pesar de los intentos por “no ocultar nada” y por lograr unos números “realistas”, aparecen unos 80 millones en concepto de concesiones administrativas que, en algunos casos, son rémoras de presupuestos anteriores que no se ejecutaron.

En una rueda de prensa, previa a la reunión en la que presentó el borrador a los grupos municipales, Bonilla fue directo al problema del Ayuntamiento: un “agujero presupuestario” de entre 60 y 70 millones de euros “marcado por la necesidad de reconocimientos extrajudiciales de crédito”, y que dijo: “Tenemos que corregir en el futuro”. El recurso para equilibrarlo “siempre” han sido las concesiones administrativas. Y seguirá igual, por más que, en 2015, el Ministerio de Hacienda alertara de 61 millones de dudoso cobro y de que mantuviera la advertencia, este año, cuando el equipo de Gobierno local solicitó su prórroga.

El grueso de esos 80 millones de ingresos por concesiones administrativas responde, fundamentalmente, a aparcamientos. Estarían ubicados en la calles Miguel Castillejo con Galicia, Juan Pedro Gutiérrez Higueras, Federico del Castillo y Federico Mayor Zaragoza (este es el macroparquin que el PP incluyó en su programa electoral de 2011). Aparte, aparece un quinto en la Plaza de la Victoria, anexo al que ya existe, y se contempla la recuperación del que lleva cinco años inconcluso en los terrenos del antiguo Club Hípico. Para este, además, el equipo de Gobierno local recupera la moción de los no adscritos que, en el mes de mayo, salió adelante, y, aparte de aparcamiento, se incluyen actividades económicas complementarias, como mercado, centro deportivo y guardería, con las que, en su conjunto, el Ayuntamiento espera ingresar 10,3 millones.

Son concesiones que el concejal de Hacienda calificó de “viables”, aunque —reconoció—: “No todas [se podrán ejecutar en un ejercicio]”. Precisamente, para conseguir una “presupuestación realista”, se eliminan posibles ganancias por dividendos y descienden los ingresos por transferencias corrientes. La estimación por la participación del Ayuntamiento en los Ingresos del Estado (PIE) y de la Comunidad Autónoma (Patrica) se realiza a partir de “la situación actual”. No se tienen en cuenta posibles mejoras en la negociación sobre la financiación autonómica y municipal y tampoco se contempla el efecto que probablemente tendrá en la recaudación la regularización catastral. “No hay datos ciertos”, justificó Bonilla, que en un borrador que cifra el presupuesto consolidado en el apartado de ingresos en 187,8 millones y, en el de gastos, en 184,8, destacó la “rebaja muy significativa” en el capítulo de gastos financieros. La cuantificó en el 5,4%. “Un ahorro de 10,5 millones de euros para el Ayuntamiento” del que responsabilizó, en buena medida, al Fondo de Ordenación habilitado por el Ministerio de Hacienda y a la renegociación que se ha realizado con las entidades financieras gracias a él.

En los próximos días, el concejal presentará este borrador de presupuestos a los diferentes agentes socioeconómicos con el objetivo de que hagan aportaciones. Presumiblemente, su aprobación inicial irá al pleno de diciembre.