Actualizado
sábado, 17 agosto 2019
23:55
h
URGENTE

Una semana con el radar a tope

La Guardia Civil denuncia por exceso de velocidad a 547 conductores en una semana, una media de 78 al día
Ver comentarios
  • EN LA UNIVERSIDAD. Agentes de la Policía Local “disparan” el radar durante uno de los controles efectuados la pasada semana.
    EN LA UNIVERSIDAD. Agentes de la Policía Local “disparan” el radar durante uno de los controles efectuados la pasada semana.

El exceso de velocidad es, según la Dirección General de Tráfico, el causante del 29 por ciento de los casos de accidentes mortales en carretera. Aumentan las víctimas, no solo en la provincia sino en toda España, por los siniestros motivados por pisar el acelerador más de la cuenta. Por ello, las autoridades no están dispuestas a bajar la guardia para “sacar” de las vías a los que conductores que se saltan los límites. Y una de las principales armas en esta batalla son las campañas de control. La última, que se ha desarrollado en las carreteras de la provincia entre el 21 y 27 de agosto, ha puesto en evidencia que el mensaje sigue sin calar entre la ciudadanía. El radar móvil ha funcionado a tope durante esa semana. La Guardia Civil ha multado a 547 conductores, lo que supone casi el 15 por ciento de los 3.679 vehículos que fueron controlados. La ecuación es muy sencilla: 78 sanciones al día de media, un cifra bastante elevada.

El porcentaje ha crecido con respecto a las últimas campañas de vigilancia desarrolladas en la provincia en los últimos meses y que estuvieron en torno al 13 y al 12 por ciento respectivamente de vehículos denunciados. ¿Qué está pasando? El jefe de Tráfico en Jaén, Juan Diego Ramírez, siempre hace hincapié en que determinadas actitudes al volante no terminan de interiorizarse: “Nos falta mucha más concienciación, que cale más el mensaje”, suele repetir el máximo responsable en la materia en la provincia.

La mayor parte de las 547 sanciones impuestas en la última semana por el Subsector de la Guardia Civil han sido en carreteras secundarias, en las que se concentra la mayoría de los accidentes de tráfico. En esas vías, la velocidad genérica máxima para turismos y motos es de 100 o 90 kilómetros por hora, en función de la anchura del arcén. El radar ha ido rotando por distintas ubicaciones de la red provincial de carreteras en las que existe un riesgo más elevado de sufrir un accidente. De hecho, la página web de la DGT avisa de que en Jaén hay 41 tramos que son potencialmente peligrosos y que pueden estar sometidos a una vigilancia con el radar o con la patrulla de la Guardia Civil.

La guerra sin cuartel contra el exceso de velocidad, lógicamente, tiene su reflejo en las sanciones. De hecho, nunca se pusieron tantas multas de tráfico como en 2016. El año pasado, se batió el récord absoluto, con 97.995 denuncias a conductores que se saltaron el Código de Circulación, bien de forma involuntaria o bien por simple temeridad. Y el pisar el acelerador sobrepasando los límites fue, otro ejercicio más, la infracción más repetida. El 72 por ciento de las sanciones impuestas a lo largo del año pasado recayeron en conductores que fueron “retratados” a más velocidad de la permitida. Más de 70.700 personas recibieron la foto que a nadie gusta, acompañada de la correspondiente exigencia para rascarse el bolsillo. Y es que el Reglamento General de Circulación establece que los conductores que incumplan las normas de velocidad estarán cometiendo una infracción grave o muy grave, sancionada con multas que oscilan entre los 100 y los 600 euros, y la pérdida de entre 2 y 6 puntos.

Los radares son, desde luego, un elemento disuasorio de primer orden. Actualmente, están en funcionamiento 11 cinemómetros en la provincia (diez fijos y uno de tramo). Se trabaja para que la ubicación de todos los dispositivos sea óptima. De hecho, Tráfico tiene prácticamente ultimados varios cambios. En concreto, trasladará los radares existentes en la N-322, en la Estación de Linares-Baeza y el de la A-316, a la altura del polígono de Mancha Real. En ambos casos el grueso del tráfico se ha desviado por los nuevos tramos de autovía (A-32 y Autovía del Olivar) y ya no son puntos conflictivos con alta siniestralidad influida por la velocidad. Los cinemómetros se reubicarán en la A-6050 (Jabalcuz) y en la A-401, entre Úbeda y La Carolina.

Mayor vigilancia en la ciudad

Una de las novedades de esta campaña de velocidad es que se ha sumado el Ayuntamiento de Jaén. Agentes de la Policía Local intensificaron los controles en los principales accesos de la ciudad, con vigilancias específicas en las travesías. El radar ha estado funcionando en distintos tramos horarios y en aquellas zonas en las que el riesgo de sufrir un accidente es mayor. Tráfico agradece la colaboración municipal.

aLERTA POR EL REPUNTE DE VÍCTIMAS

Los responsables de la Jefatura Provincial de Tráfico están preocupados por el significativo repunte del número de fallecidos en las carreteras de la provincia en estos ocho primeros meses del año. Desde enero, se han registrado 17 víctimas mortales, mientras que en el mismo periodo del ejercicio anterior, la cifra era bastante más baja: diez. Agosto está siendo un mes negro, con cinco fallecidos en accidentes de tráfico.