Actualizado
viernes, 19 julio 2019
13:53
h
URGENTE

Una mujer para la etapa del diálogo

El Gobierno encarga a Molina que mantenga su “predisposición” para el consenso

En la sala B del Nuevo Teatro Infanta Leonor, la presencia bajo el mismo techo de autoridades civiles, políticas, eclesiásticas y militares, durante la presentación oficial de la nueva subdelegada del Gobierno en Jaén, brindó ayer al Ejecutivo central la ocasión perfecta para insistir en uno de los lemas del segundo mandato de Mariano Rajoy: la búsqueda del diálogo y del consenso para que esta compleja legislatura sin mayoría absoluta sea una “etapa histórica y productiva”. Este fue el “leit motiv” de la intervención del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y el encargo que asume una mujer que, frente a su auditorio, aseguró: “Me ofrezco como una subdelegada dispuesta al diálogo”. A escuchar —continuó— a cuantos se acerquen a la que definió como la “casa de todos” los jiennenses, tengan la inclinación política que tengan. Y, aunque aclaró que ser subdelegada no significa tener una varita mágica, garantizó que nadie saldrá de su despacho pensando que ha tenido frente a sí a una persona insensible a sus demandas.

“Soy consciente de que los cargos son cargas y de que nos debemos a quienes han puesto su confianza en nosotros”, resumió la que fuera concejal de Educación y Cultura del Ayuntamiento de la capital hasta hace un mes y a la que el alcalde, Javier Márquez, describió como una mujer de “cualidades extraordinarias” para el cargo y su mentor, José Enrique Fernández de Moya, como “una persona leal, generosa y entregada con los jiennenses” en un comunicado. Molina hizo hincapié en la “colaboración y el diálogo para alcanzar puntos de encuentro” que satisfagan el “bien común” y en el trabajo conjunto, “de la mano”, para darle a Jaén el empujón que la ponga “en el lugar que merece”. Porque —recalcó— el potencial lo tiene. La nueva subdelegada valoró el trabajo que realizan los funcionarios y el personal laboral de la Administración periférica del Estado; el de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Jaén; que la provincia y, sobre todo, la capital “es una de las ciudades más seguras para vivir”, gracias a sus bajos índices de criminalidad, que también destacó Antonio Sanz, y aplaudió la senda de estabilidad presupuestaria marcada por el Gobierno de la que, en su opinión, ahora se recogen los frutos, con el crecimiento económico, así como medidas como los planes de pago a proveedores y el incremento en la financiación de las entidades locales a través de la Participación en los Impuestos del Estado (PIE). No obstante, indicó: “Quedan acciones de Gobierno que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos”. “Ahora, hay que seguir avanzando en las conexiones de la provincia”, sin olvidar el apoyo —dijo— al sector del olivar y del aceite.

El delegado del Gobierno en Andalucía, que cogió el testigo, disculpando la ausencia del secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, resaltó: “Hay que seguir avanzando en las obras de la A-32 para unas mejores comunicaciones”. Y dijo esperar que el campo jiennense “se beneficie pronto” de la inversión de 53 millones de euros que el Gobierno ha realizado en la presa de Siles. “No lo voy a negar. Queda muchísimo por hacer”, admitió, pero, desde su cargo, Sanz animó a la nueva subdelegada a mantener la “predisposición” al diálogo que la caracterizó en su etapa como concejal del Ayuntamiento de la capital, y le aseguró su apoyo para —subrayó—: “Que esta sea la legislatura de la palabra cumplida con Jaén”. Ambos destacaron el trabajo de Juan Bautista Lillo y lo catalogaron de ejemplar.

reacciones. Desde el PSOE, el diputado Felipe Sicilia exigió a Molina que “sea más reivindicativa que su antecesor” con los proyectos que atañen a la provincia de Jaén. “Menos fanfarrias institucionales y más hechos palpables”, le pidió, porque reflexionó en un comunicado: “Para aplaudir los recortes y justificar el maltrato a Jaén no hace falta subdelegado”. Por su parte, su homólogo en el PP, Javier Calvente, demandó al PSOE “sensatez, seriedad y respeto” hacia Molina y Lillo. “Han hecho mucho más por Jaén y sus ciudadanos que los socialistas”, dijo.

Reacciones sobre unas declaraciones

El hahstag #MolinaDimisión prendió ayer en la red social Twitter atizado por el PSOE de Jaén. El motivo fueron las declaraciones de la nueva subdelegada, en una entrevista a este periódico, señalando: “La violencia empieza en las casas y, muchas veces, somos las madres quienes comenzamos a transmitirla en detalles pequeños”. La secretaria provincial de Igualdad del PSOE, Natividad Redondo, lo consideró “inaceptable” y le exigió aclaraciones urgentes. Y lo hizo. Señaló que lo que había pretendido decir es que la violencia de género es, en ocasiones, un problema educativo que debe erradicarse en las mismas casas, y no que la violencia la transmitan las madres. “Sería incongruente pensar que las víctimas transmiten comportamientos violentos”, dijo, lamentando la, en su opinión, “mala fe” de Redondo.