Actualizado
martes, 20 agosto 2019
07:03
h
URGENTE

“Luchamos por salvar el autobús rural”

Raúl gil Romera
  • COMPROMISO. Raúl Gil Romera, en su despacho de la Sierra de Segura.
    COMPROMISO. Raúl Gil Romera, en su despacho de la Sierra de Segura.
Este joven empresario lleva apenas medio año al frente del colectivo que agrupa a cuarenta empresas de transporte de personas de la provincia. Hoy se reúnen en un almuerzo de confraternización en Úbeda. Admite que hay líneas que peligran por la falta de viajeros y reconoce el esfuerzo que hacen las distintas administraciones para mantener los servicios.

—Usted llegó a la presidencia a finales del pasado mes de junio. ¿Cómo definiría la situación del sector a grandes rasgos?

—Estamos viviendo una época difícil, no de ahora, sino de hace tiempo. Es verdad que parece que, en este último año, se ha notado cierta mejoría. Afortunadamente, el turismo que llega a Jaén nos está sosteniendo. Son muchos los visitantes que vienen a la provincia y que se mueven en autobús. No están ayudando a paliar otras situaciones más problemáticas.

—¿A qué se refiere?

—Hay determinadas líneas de transporte público, sobre todo aquellas que pertenecen al ámbito más rural, que están en peligro de desaparecer. Algunas han perdido un número considerable de viajeros, lo que hace que no sean rentables para el empresario que las gestiona. Estamos tratando de salvar esos autobuses rurales que están en riesgo.

—¿Y cómo se hace?

—Estamos en un permanente contacto con las administraciones para buscar salidas a este problema. De momento, las instituciones están receptivas a dar una solución para no dejar sin servicio a esos ciudadanos que utilizan el transporte público.

—¿Reciben algún tipo de ayuda pública estas líneas?

—A día de hoy no. En Jaén no hay ninguna línea consorciada. Estamos trabajando en esa dirección.

—¿Cuántas empresas forman parte de Unibus?

—Actualmente, estamos cuarenta empresas dedicadas al transporte de pasajeros por la provincia. Supone un 97 por ciento del total. Representamos una flota de unos 500 vehículos y copamos casi todos los servicios.

—¿Cómo son estas empresas?

—Son sociedades eminentemente familiares, negocios que han pasado de padres a hijos, pero que han sabido adaptarse bien a los nuevos tiempos y aprovechar las oportunidades que se han abierto con las nuevas tecnologías.

—¿Cuál es el principal problema con el que se enfrentan?

—Fundamentalmente, el de los precios. Hay servicios que se realizan por debajo de su coste real. Hay determinadas líneas que no nos permiten cubrir los gastos de explotación. Es lo que hablaba antes de los autobuses rurales. Pienso que ese es el principal problema, sobre todo en un tiempo en el que los combustibles han alcanzado precios altísimos y ha hecho muy complicada la supervivencia de nuestros negocios.

—¿Tienen ustedes competencia desleal, sufren el intrusismo?

—Pienso que no es un problema excesivamente grave. Apenas lo hemos notado.

—¿Cuántos empleos genera el sector del transporte de viajeros?

—Entre directos e indirectos, calculamos que hay unos mil puestos de trabajo vinculados a este sector. Hablamos de conductores, taquilleros o mecánicos, solo por citar algunos.

—¿Cuál es su sector de negocio?

—Fundamentalmente, nos centramos en tres aspectos: el primero son las líneas regulares entre distintos municipios, que son las más castigadas. El segundo es el transporte escolar, que también ha sufrido recortes; y el transporte discrecional, que se mantiene.

—¿Qué mensaje de optimismo le gustaría lanzar a la sociedad con vistas al futuro?

—Es verdad que estamos en unos tiempos difíciles, pero debemos ser conscientes de que somos un gremio fuerte, siempre y cuando seamos capaces de mantenernos unidos como hasta ahora. Si seguimos trabajando de la mano de las administraciones, podremos solventar las dificultades y conseguir que el ciudadano pueda recibir el mejor servicio posible, que es de lo que se trata. Además, parece que la economía se está reactivando, con lo que el escenario en el que nos encontramos es algo mejor que hace unos años.

El tiempo - Tutiempo.net