Una formación integral con la vista en el futuro

La Facultad de Ciencias de la Universidad ofrece tres grados para el próximo curso

25 jun 2020 / 12:06 H.
Ver comentarios

La Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Jaén se creó en el curso académico 1989-1990, tras la desaparición del Colegio Universitario de Jaén al integrarse en el Campus Universitario dependiente de la Universidad de Granada. Hasta ese momento, en Jaén se impartía el primer ciclo de las Licenciaturas en Biología y Química, así como el primer curso de Matemáticas, Farmacia y Escuelas Técnicas Superiores. Al crearse la Facultad, se completó con la Licenciatura de Química y desaparecieron las titulaciones de las que solo se imparte el primer curso. En la actualidad, la Facultad de Ciencias Experimentales oferta para el próximo curso los grados de Biología, de Ciencias Ambientales y de Química.

Miguel Moreno Carretero es el recién elegido decano de la Facultad. Hace unas semanas fueron las elecciones, aunque ya ocupó el cargo desde finales de 2019, en sustitución de Fermín Aranda, tras su jubilación. Así, el nuevo decano se marca sus propios objetivos: “Las prioridades que me planteo, en primer lugar está, sin duda ninguna, la organización del curso que viene que se avecina cuando menos interesante ya que su correcto desarrollo va a ser una auténtica prueba de fuego a la institución universitaria, en la medida en que muchas metodologías deberán ser adaptadas a un escenario multimodal”, destacó Moreno, que asegura que están trabajando en un modelo organizativo que garantice el alcance de las competencias de los títulos y el máximo de presencialidad. “Es prioritario seguir cumpliendo los estándares de calidad que nos permitieron alcanzar en su momento la acreditación institucional e incluso aspirar a la consecución de otros sellos de calidad como, por ejemplo, el sello Eurobachelor”, destacó el decano elegido recientemente.

De esta manera, los estudios que se cursan en la Facultad de Ciencias Experimentales son de corte generalista y proporcionan a los egresados una formación amplia en diversas disciplinas propias de las ciencias experimentales, lo cual representa una clara ventaja con vistas a la empleabilidad. “Se puede constatar que la empleabilidad, dentro de nuestro entorno, aumenta significativamente —del orden de un 20%— al adquirir un título de grado, estando el tiempo medio desde la finalización de los estudios al primer contrato alrededor de unos tres meses”, afirmó Miguel Moreno, que prosiguió: “Además de las competencias profesionales propias de cada titulación, nuestros grados en general dotan a sus estudiantes de gran número de competencias y capacidades de las denominadas transversales, que son muy apreciadas en el mundo laboral actual”.

Asimismo, la capacidad de gestión de la información, análisis y síntesis; la formación de profesionales con sólidos valores éticos relacionados con los derechos fundamentales del ser humano; la capacidad de organización y planificación del trabajo en grupo y la competencia para resolver problemas y aplicar conocimientos teóricos a la práctica, son otros de las competencias que pueden adquirir los alumnos de la Facultad.

Por último, el decano afirma que tras la enseñanza online “ha sido una experiencia que nos ha puesto a prueba a todos, no tanto por los enormes cambios metodológicos y de interacción con el alumnado que ha supuesto, sino por la rapidez con que han tenido lugar”. “En todo caso, creo que la respuesta de la institución y de las personas que la conforman ha sido mayoritariamente ejemplar. Ha sido un duro reto del que estamos saliendo fortalecidos y con un cambio de planteamientos asumido, en el sentido de que nuestros afanes y tareas en la vida pueden verse
variados en ocasiones de manera tan brusca que jamás la hubiéramos podido imaginar”, concluyó Miguel Moreno, tras agradecer la oportunidad para que
la Facultad llegue a toda la sociedad jiennense.



Jaén