URGENTE

Un radar móvil vigilará los accesos a la capital

Tráfico pone en marcha una nueva campaña de control de la velocidad
|
22/08/2017
  • VIGILANCIA. Un agente de la Policía Local maneja el radar móvil. (Agustín Muñoz)
    VIGILANCIA. Un agente de la Policía Local maneja el radar móvil. (Agustín Muñoz)
Las cifras
9.349
Son los controles efectuados por la Guardia Civil de Tráfico en la última campaña de control de velocidad, realizada en abril. Hubo 1.254 sanciones.
600
Es la sanción máxima por exceso de velocidad. Esa infracción está castigada con multas que van de 100 a 600 euros.

La Policía Local intensifica los controles de velocidad a lo largo de esta semana. Así, un radar móvil, cedido por la Jefatura Provincial de Tráfico, vigilará los principales accesos a la capital. Unos tramos que la Concejalía denomina como “puntos estratégicos”. Se trata de lugares en los que se ha detectado que se incumplen las normas y se superan los límites establecidos. En concreto, los agentes ubicarán el cinemómetro en las carreteras de Madrid, de Córdoba, de Circunvalación y de Jabalzuz; también en el camino Fuente de la Peña, en la Ronda Sur, en la Travesía N-323, en la avenida de Barcelona, en el Gran Eje y en la Ronda de Los Olivares. “La presencia del radar será advertida a los conductores y solo se activará si se superan los márgenes de tolerancia fijados para este tipo de controles. Nuestro principal objetivo no es sancionar ni recaudar, sino concienciar e incrementar la seguridad”, afirma el concejal del áreas, Juan Carlos Ruiz. Al respecto, el edil recuerda que en la última campaña de este tipo hubo vehículos que fueron captados dos veces el mismo día con exceso de velocidad.

La iniciativa del Ayuntamiento se enmarca dentro del operativo puesto en marcha por la Dirección General de Tráfico para poner cota a aquellos que pisan el acelerador más de la cuenta. Este factor está presente en el 29 por ciento de los accidentes ocurridos en las carreteras de la provincia. Así, hasta el próximo domingo, se intensificarán los controles en las vías secundarias, con participación del mayor número posible de medios materiales y humanos. Se reforzará la vigilancia, especialmente, en las carreteras de un solo carril en cada sentido, en las que se detectan el 65 por ciento de las infracciones por velocidad.

Hay que recordar que los turismos y motos no pueden circular a más de 120 kilómetros por hora en autopistas y autovías. En las carreteras secundarias, la velocidad máxima es de 100 o 90 kilómetros por hora, en función de la anchura del arcén, mientras que en las vías urbanas la velocidad genérica es de 50 kilómetros por hora.