Un parque “de vergüenza” por falta de mantenimiento

Los vecinos se quejan del estado en el que está “La Victoria”

14 jul 2019 / 11:07 H.

El parque de La Concordia “está para echarse a llorar”. Así lo manifiesta el presidente de la Asociación de Vecinos San Eufrasio, Juan José de la Torre, quien lamenta el estado en el que se encuentra esta zona por la falta de mantenimiento y la escasa seguridad que tiene una vez llega la noche. Asegura que, a pesar de ser uno de los primeros parques que se construyeron en la capital y de estar en pleno centro de la misma, no recibe ninguna atención por parte de las administraciones.

Años de “abandono” han convertido al conocido como parque de La Victoria en “una vergüenza” para los vecinos del barrio. De la Torre comenta que está “obsoleto”, pues los problemas que presenta “tienen ya muchos años y, sin embargo, solo se habla del parque del Seminario, del Bulevar o la Alameda. Pero este nunca se toca”. Entre los desperfectos que enumera del parque, el presidente de la asociación destaca el caso de las fuentes de hierro, de las que dice están “oxidadas, carcomidas y llenas de miseria”. “Había una fuente de hierro que era de color naranja, pero el hierro está ya podrido y corroido. Y en el parque de los chiquillos te encuentras lo mismo”, continúa. Asimismo, señala que la fuente de los patos “da vergüenza y la zona del palomar peor”. “No hay nada más que darse una vuelta por el parque para darse cuenta de lo mal que está”, declara. Ante esto, Juan José de la Torre explica que, entre las muchas mejoras que escucha que llegarán —o gustaría que llegasen— a la capital, no hay nada en referencia a su barrio o al parque. “Siempre suenan otras asociaciones que protestan más, pero a los que somos prudentes y no nos quejamos tanto nos tienen abandonados”, subraya el presidente de la Asociación de Vecinos San Eufrasio.

En referencia a este asunto, De la Torre apunta que desde el Gobierno local se ha puesto en marcha un programa de visitas por los diferentes barrios de la ciudad para conocer, de primera mano, el estado en el que se encuentran; por ello, espera que “alguna vez le toque a este”. “Queremos que vea cómo está el parque y el Paseo de la Estación, donde hay un cruce (antes de llegar al Gobierno Civil) en el que hay socavones que han pasado a ser minas. Está de vergüenza”, indica.

Pedro Liébanas, compañero de De la Torre en la junta directiva de la asociación de vecinos, coincide con el presidente del colectivo en lo referente a términos de limpieza, mantenimiento y falta de seguridad en el parque de La Concordia. Por ello, expone que la zona necesita de una mayor apuesta decidida por parte de la Administración debido a los “muchos problemas estructurales que tiene porque está muy abandonado”. Ante la falta de seguridad que se genera durante las noches en el parque, Liébanas resalta la lucha de la asociación por conseguir que el parque se cierre y mejorar la seguridad del mismo.