Un jiennense que impulsa el fútbol en Oriente

El jiennense Amando Moreno Fernández reside desde mediados de la pasada década en la ciudad china de Shanghái

27 nov 2022 / 19:26 H.
Ver comentarios

Amando Moreno Fernández, de 37 años, ha conseguido hacerse un nombre en el mundo del fútbol internacional. Desde la ciudad de Shanghái, la ciudad más poblado de China, desarrolla todo su potencial profesional. ¿Cómo se estableció en el Lejano Oriente?

Moreno nació en la capital jiennense y trabajó para en el Real Jaén, hasta 2015. Entonces surgió un proyecto internacional con LaLiga, en el gigante asiático. Allí dio el salto al mundo profesional, en unos momentos en los que el balompié chino vivió momentos de efervescencia y crecimiento intenso. En los diferentes puestos ocupados en todo este tiempo ha tenido la oportunidad de coincidir con referentes tan conocidos como Jordi Cruyff y Rafa Benítez. Entre agosto de 2019 y diciembre de 2020 tuvo la enorme responsabilidad de ejercer como director técnico de Dalian Pro FC.

Actualmente trabaja en el área deportiva, como profesional independiente de varios proyectos. Ser consultor hace que viva a caballo entre Shanghai y Madrid. Viajar con frecuencia a España le permite regresa a la ciudad de Jaén. “Mi trabajo está relacionado con el control de jugadores. Los supervisamos y firmamos. Me encargo también de recomendar y así ayudar a los clubes a que hagan su plantilla clubes de China”, indica el “freelance”.

Manifiesta que pese a la celebración del Mundial de Catar, la competición en China no ha parado, entre otras cuestiones porque la selección no se clasificó para el campeonato. Otro motivo es que a principio de año hubo un parón por la pandemia y eso hizo que la competición, que suele durar en Asia, como el año natural, de enero a diciembre, empezara con retraso.

Moreno conoce de cerca la Superliga, la de más nivel en China. Resalta la profesión del fútbol durante la última década, a pesar de que el parón por la covid-19 se ha notado, con suspensión de competiciones inclusive. “Si siguen así seguirán avanzando”, manifiesta sobre las mejoras de este deporte. Uno de los puntos fuertes radica en las infraestructuras. “Ellos van casi a la vanguardia”, precisa, en referencia al nivel de los estadios en los que se realizan importantes inversiones. Sin embargo, las circunstancias suponen que el país finalmente no acogerá la Copa de Asia en 2023, que será también en Catar.

Respecto al seguimiento, admite que el balompié no es el deporte que tiene más seguidores en China, donde no levanta las mismas pasiones que en España, aunque también es un acontecimiento de masas al desarrollarse en una nación de 1.400 millones de habitantes. Una buena parte de los aficionados actuales recuerda el hito que supuso la clasificación de China para la cita mundialística de Corea y Japón de 2002. Está previsto que tras el Mundial de Estados Unidos la potencia oriental pelee por convertirse en sede del siguiente. Los clubes autóctonos, detalla, no son centenarios, sino que, a lo sumo, tienen unas pocas décadas. Lo importante es que se apuesta por la cantera. Dadas las dimensiones continentales, es habitual que los equipos importantes se desplacen en avión para jugar, en ocasiones con viajes de varias horas. Además, con frecuencia se fichan jugadores europeos, dentro de los límites.

De Shanghái destaca que es una ciudad muy cosmopolita, la “Nueva York asiática”, gracias, en buena parte, a sus veinticinco millones de habitantes, y por la presencia de extranjeros. El clima es lluvioso y relativamente suave. La megalópolis es una potencia industrial y comercial. La colonia foránea está formada por miles de profesionales que representan a empresas o se buscan la vida por su cuenta.

Diario JAÉN
Jaén