“San Vicente de Paúl” pide más seguridad en el barrio de Antonio Díaz

El colectivo lamenta el drama que viven algunas familias

15 may 2016 / 11:02 H.

Las reyertas en “Antonio Díaz” tienen efectos no solo en el barrio. También preocupan en San Vicente de Paúl. Tanto que el colectivo del mismo nombre, presidido por Juan Torres, mantuvo una reunión con el Ayuntamiento y la Federación OCO para buscar apoyos institucionales ante una realidad “caótica”: familias que no se atreven a salir de sus viviendas, desde hace años, debido al clima de violencia que procede de la zona norte de “Antonio Díaz”. El encuentro se celebró esta semana en el Ayuntamiento. El análisis de las tres partes concluye en una necesidad: abrir la calle que da nombre al barrio. Objetivo principal, facilitar la entrada y salida de la Policía, los Bomberos y equipos sanitarios, aparte de servicios básicos y los repartidores. “Reconstruirla para que no sea una ratonera, un callejón”, apuntan desde la asociación.

Torres acudió acompañado de Francisco Gutiérrez, el secretario de “San Vicente de Paúl”. Representaron al Ayuntamiento Miguel Contreras, concejal de Personal; Juan José Jódar, de Mantenimiento Urbano, y Manuel Heras, de Participación Ciudadana. También estuvo presente María Cantos, presidenta de “OCO”. El dirigente de “San Vicente de Paúl” expuso las complicaciones que se dan en su barrio y en “Antonio Díaz” por culpa de los conflictos entre clanes. “Los vecinos estamos cansados de la situación, porque nos sentimos intimidados”, explica Torres a Diario JAÉN. En la cita compartió el desánimo que cunde en la zona: “¿Quién se va comprar aquí una casa con tanta inseguridad? ¿Cómo va a crecer la economía en este sitio?”, se pregunta el jiennense. “Ya no vienen ni los técnicos que se encargan de instalar el servicio de internet”, lamenta.

Torres comunicó a los ediles la importancia de aumentar la presencia de vigilancia (más agentes) en el barrio para atemperar los problemas derivados de las peleas y las tensiones frecuentes. “El quid de la cuestión es la calle Antonio Díaz. Si logramos cambiarla, todo puede mejorar”, señala, al tiempo que elogia la labor de las Fuerzas de Seguridad: “Estamos encantados con los trabajos de la Policía Nacional y la Local”, precisa. Torres se muestra satisfecho con la receptividad del equipo de Gobierno. “Necesitamos apoyo. Ojalá los ediles puedan conseguirlo de otras instituciones”, concluye.