Objetivo: prever los cambios
del planeta

El grupo estudia las rocas para analizar la evolución de la Tierra durante
su historia

19 mar 2020 / 16:35 H.
Ver comentarios

El grupo de investigación “Análisis de Cuencas y Geología Ambiental” (RNM-200) desarrolla su actividad en el campo de la estratigrafía. Los resultados de sus investigaciones tienen una importante aplicación en campos como las aguas subterráneas, los recursos energéticos, petróleo, gas, carbón o las rocas industriales. Algunas de sus líneas de estudio son: Jurásico y cretácico del prebético y subbético; análisis de facies, reconstrucción de medios sedimentarios y evolución espacio-temporal; análisis secuencial; caracterización bioestratigráfica, petrológica, mineralógica y geoquímica y geoquímica de isótopos.

Los dos principales bloques de investigación de este grupo tiene relación con su nombre. Así, el análisis de cuencas tienen en cuenta todo la información de estudios de la superficie, sondeos, geofísica, es decir, de todas las metodologías aplicables orientadas a la interpretación de la cuenca, conocer su organización, las rocas que las constituyen, la estructura de estas, etcétera. El otro gran bloque de estudio trata de la geología ambiental, con el que obtienen información de diferentes etapas anteriores que ha vivido el planeta Tierra y así saber lo que ocurrió.

Pedro Alejandro Ruiz es el investigador responsable de este grupo, que está compuesto por nueve profesionales. “Después de la incorporación de una compañera, estamos trabajando en el campo de la Geoquímica Orgánica, estudiando los biomarcadores que encontramos en las rocas marinas y que hoy en día son sedimentarias y con eso obtenemos las temperaturas que han sufrido a lo largo de su historia”, recalcó Ruiz.

Asimismo, el grupo está inmerso en un proyecto para estudiar momentos determinados de la Tierra, cuando ha habido “crisis ambientales”, que tiene localizados varios de esos episodios en el Cretácico, uno de los periodos en los que se dividen la historia del planeta y que ocurrió hace más de 100 millones de años. “Nos hemos centrado en dos eventos que cambió la Tierra de forma ambiental y vemos dónde está esa modificación, cómo ha quedado registrado y qué serie de acontecimientos hubo en los estadíos anteriores y posteriores a esa crisis”, reseñó el investigador. Todo ello tiene un objetivo final, predecir algún día cuándo pasará algún cambio de este tipo como en la actualidad se está viviendo con el calentamiento global, aunque Ruiz afirma que el planeta luego “actúa como quiere”.

Jaén