“Me he dado cuenta de que no hay justicia para los hombres”

A. J. S. G. se mudó hasta tres veces porque su ex pareja propicia que este incumpla la orden de alejamiento

05 ene 2020 / 11:14 H.
Ver comentarios

Hasta en tres ocasiones ha tenido que cambiar su residencia A. J. S. G. para evitar que el dispositivo que lleva consigo se active por un quebrantamiento de la orden de alejamiento hacia su ex pareja. ¿El motivo? Según cuentan fuentes cercanas a A. J. S. G., esta mujer (que lo denunció por violencia de género) busca el lugar donde reside para acercarse y hacer que el dispositivo salte para propiciar que el hombre vaya a la cárcel.

“Nos está haciendo la vida imposible”, declaran estas fuentes, a la vez que indican que la ex pareja de A. J. S. G. afirma públicamente que está empecinada en que este acabe en la cárcel, de lo que, según comentan, tienen pruebas (un audio, para ser precisos). La orden de alejamiento que tiene impuesta A. J. S. G. es de 500 metros y ha tenido que mudarse hasta en tres ocasiones para evitar que su ex pareja se aproxime a él y haga que el dispositivo registre un incumplimiento de la orden. De hecho, dichas fuentes apuntan que han tenido que desplazarse hasta una urbanización de la capital y que viven “de prestado” en estos momentos. Ante la situación, exponen que ya han ido en contadas ocasiones a denunciar esto ante las autoridades competentes. Sin embargo, aseguran que no les hacen caso porque A. J. S. G. fue denunciado por violencia de género y, en estos casos, dicen que la ley “se pone a favor de la mujer, aunque sea mentira”. “Me he dado cuenta de que no hay justicia para los hombres”, alegan las fuentes cercanas a A. J. S. G.

En este sentido, cuentan que el pasado viernes el dispositivo se activó por la cercanía de la mencionada ex pareja. De hecho, afirman que tienen un vídeo de ella por la zona en la que actualmente residen. Algo que les hizo ir a Comisaría a trasladar los hechos. No obstante, el resultado de esto fue que A. J. S. G. acabó en el calabozo por un cuarto quebrantamiento de la orden de alejamiento, donde estuvo desde el viernes por la noche hasta ayer por la tarde.

El próximo 23 de enero se celebrará un juicio por la denuncia presentada por la ex pareja de A. J. S. G. presuntamente por violencia de género y temen que este pueda ser enviado a la cárcel por los muchos incumplimientos de la orden de alejamiento, a pesar de que, según indican, fueron propiciados por la ex pareja, no por él. “Como sabe que tiene la ley de su lado no para. Va diciendo que quiere que lo metan preso y que no parará hasta conseguirlo”, exponen las citadas fuentes, que solo desean que esta situación termine.



Jaén