Los olivareros no caminan solos

Partidos políticos y diferentes colectivos viajan a la capital para apoyar la marcha

11 oct 2019 / 11:01 H.

No solo fueron olivareros hasta Madrid ni tampoco el precio del aceite fue la única proclama que se pudo escuchar en Madrid. La actualidad manda, y el último movimiento de Donald Trump también ocupó algunas de las consignas durante la marcha.

El impuesto arancelario del 25% a productos como el aceite de oliva —que se harán efectivos el próximo 18 de octubre— supone un duro varapalo para la tesitura delicada de un sector que también protestó contra el presidente de Estados Unidos (EE UU). Así, no dudaron en pedir a los políticos, tanto españoles como de la Unión Europea, que muevan ficha para que la medida norteamericana no haga demasiada “pupa” al olivar.

Políticos y colectivos también se montaron en los autobuses para acompañar a estos incansables jiennenses en su lucha. Entre otras caras conocidas se pudieron ver las del candidato de los socialistas al Congreso de los Diputados, Juan Francisco Serrano, acompañado por colegas de partido como Lola Marín, alcaldesa de Baeza, y Ángel Padilla, su homólogo en Huesa. Tampoco faltaron la candidata al Congreso por el Partido Popular (PP), la linarense María Luisa del Moral, acompañada por otros rostros de la política jiennense como los diputados provinciales Juan Morillo y Juan Caminero, o Yolanda Sáez, vicesecretaria de Desarrollo Rural del PP andaluz. Completaron la comitiva popular alcaldes y portavoces en Jaén. Por parte de Ciudadanos (Cs) estuvo presente Marián Adán, también candidata al Congreso. Una vasta representación en apoyo al sector.

LA ANÉCDOTA. No quiso perderse la cita la número dos del partido naranja. Inés Arrimadas también salió a la calle para solidarizarse con la causa. Adán no perdió la ocasión de tener un gesto con su compañera de Cs. “En nombre de todos los olivareros de Jaén te doy esta pulsera como símbolo de nuestra reivindicación para unos precios justos del aceite de oliva”. Tras estas palabras, Adán le ató la pulsera a la muñeca y Arrimadas agradeció el gesto con una sonrisa.

Pero estos vareadores de olivos no tuvieron solo la compañía de los representantes políticos, sino que fueron numerosos colectivos procedentes de distintas ciudades los que se manifestaron junto a ellos. En el caso de la provincia, cabe destacar la presencia de la plataforma “Jaén merece más”, que se sumó al manifiesto elaborado por las asociaciones convocantes y acudió, simple y llanamente, para mostrar su apoyo a la situación. En definitiva, un sector que fue a decir “basta ya” a Madrid y que, además, demostró que no está solo, sino que tras de ellos tienen la fuerza de toda la sociedad jiennense, que es consciente de que el olivar es una potente fuente de ingresos para la provincia y que el sector es, a fin de cuentas, un motor de gran importancia económica para aquellos afortunados de ser de Jaén.