Actualizado
miércoles, 19 junio 2019
23:34
h
URGENTE

Los jóvenes se sienten felices

Casi el 50% de los “veinteañeros” están contentos todo el tiempo y el 60% están orgullosos de sí mismos
Ver comentarios
|
20/05/2019

Felicidad. Este es el estado más común entre los jóvenes andaluces. Así lo señalan los datos publicados por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) en su Encuesta de Educación y Transiciones al Mercado Laboral publicada a principios de este mes. De esta forma, recogen que es el 46,6% de los jóvenes, nacidos en 1994, los que están todo o casi todo el tiempo felices. Además, no es este el único dato positivo que arroja la encuesta. El 61,1% de ellos también afirma estar siempre orgullosos de sí mismos. Pero, ¿qué hace felices a los jóvenes? El amor o el dinero quizás entren dentro de lo más típico, pero para quiénes no tienen ni lo uno ni lo otro, la felicidad tiene forma de vitalidad, de bizcochos y, por supuesto, de amistad.

Las endorfinas son una de esas sustancias que resultan casi adictivas para muchos. ¿Qué las produce? El deporte. La actividad física crea una gran estimulación en el cuerpo que, para muchos, es sinónimo de felicidad y uno de los ejercicios que más ayuda a conseguirla es el yoga. Esta actividad no solo ayuda a fortalecer el cuerpo, sino que también “relaja mucho, hace que puedas centrarte en ti misma y recuperarte del estrés de la vida y de las presiones de los demás y las propias”, explica Elena Ramírez, practicante de yoga, quien detalla que es un deporte que consigue aunar el cuerpo con la mente y el espíritu.

Para los más golosos, la felicidad solo tiene un sinónimo: pastel. No son pocos los que se rinden ante el brillante aspecto de una “red velvet” o el clásico donut y, tras pegar el primer bocado, su rostro refleja que casi han probado el mismo cielo. Quizás, esta sea una felicidad efímera, pero seguro que es la más extendida entre todos los jiennenses que prueban pasteles como los de “Berry, taller de dulces”. Cati García, su gerente, cuenta que la cara que sus clientes ponen mirando las tartas del mostrador es “descolocada”, como pensando “¡qué cosa más buena!”. Como experta en hacer feliz a los jiennenses con su elaboraciones tiene una cosa muy clara, el rey es el chocolate. No importa la variante que sea: blanco, negro, con leche, con frutos secos o frutas naturales. El chocolate hace que cualquier otra cosa que no sea el “carpe diem” quede en segundo plano.

Pero, por encima de todo esto, hay algo que nada puede superar como objeto de felicidad de los jóvenes: la amistad y la familia. Pasar el rato en compañía de los más queridos es el momento que más sonrisas provoca y que más se añoran cuando faltan. Miguel Ángel Martínez, presidente de la Asociación Oborus, señala a los juegos en compañía como el mejor “pegamento” entre los jóvenes, pues les ayuda a mejorar sus relaciones sociales y a divertirse en compañía. Y es que, al final, lo único que importa para ser feliz es tener a alguien a tu lado a quien sonreír.