URGENTE

Los conductores, entre la ilusión y la incertidumbre

El colectivo es el único autorizado para trabajar en el sistema de Jaén
|
27/11/2017

Esperanzadoras dentro de la prudencia. Son las sensaciones que despierta en el colectivo de técnicos del tranvía, que recibieron una formación específica para su conducción. “Son más de seis años de total y absoluto abandono de este proyecto, tanto de su parte material de infraestructura, unidades móviles, equipo y demás, como de la humana, del colectivo que conformamos”, declara Juan Prieto, portavoz de aquellos que se prepararon para estar al frente de los mandos del tranvía y terminaron con los libros guardados en casa. No obstante, “algo se empieza a mover” y eso revive los sueños de los técnicos. “Hay una partida económica dedicada al tranvía y sería flagrante que no se usara para eso”, subraya Prieto, que insiste en la necesidad de una implicación general. “Viendo las penurias económicas que tiene el Ayuntamiento es evidente que aquí todo el mundo tiene que arrimar el hombro”, afirma, y detalla: “El Ayuntamiento como dueño, gestor, explotador y mantenedor del sistema; la Junta de Andalucía, como el realizador del proyecto; Diputación, que se comprometió con anterioridad a apoyar con publicidad a la puesta en servicio; y el Estado con subvenciones”.

Prieto insiste en la palabra “parece ser”. Según el portavoz, nada es seguro, es prudente porque “de las cuestiones políticas uno se puede fiar relativamente”. “Tras muchos amagos que sí y que no sentimos que el proyecto es usado como arma arrojadiza y nunca jamás pensando en la ciudad y los ciudadanos”, se lamenta.

Su ilusión es que el tranvía se ponga el funcionamiento y en la medida de lo posible formar parte de ello. 51 personas realizaron el curso, 41 conductores y 10 operadores de sala. El compromiso de contratación era aproximadamente del 60 por ciento, explica el portavoz. Sin embargo, tras el parón forzoso del proyecto, cada uno de ellos se ha buscado la vida “como ha podido”. “Son vaivenes típicos que ocurren, en estos momentos algunos se encuentran desempleados, otros trabajan, hay de todo, pero es evidente que se causó un daño”, recalca Prieto. Tenían “más o menos” un puesto asignado y, de la noche a la mañana, vieron sus planes volatilizados. Alguno incluso tuvo que anular otros proyectos para centrarse en el tranvía. El propio Prieto relata que renunció a otro trabajo que le ofrecieron durante la formación por anteponer su deseo a formar parte de la plantilla que guiara el tranvía.

Ante la pregunta de si alguien del Ayuntamiento se ha puesto en contacto con ellos para informarles o realizar alguna otra oferta laboral, a Juan Prieto se le escapa una risa. “Absoluto y total estado de abandono”, repite. Asegura que hace algo más de un año sí hubo avances y cierto movimiento con la intención de “chequear” el tranvía. Prieto solicitó una reunión con el delegado de Fomento, Rafael Valdivieso, le recibieron y le confirmaron “cierta intención” de puesta en marcha. Después pidió otra visita al Ayuntamiento para que les informaran, de quienes todavía espera respuesta.

fORMACIÓN. Más de un año tardaron los técnicos del tranvía jiennense en que se les reconociera las horas realizadas durante el curso. Unas doscientas horas de estudio que se quedaron “en pausa”. Dos diplomas, uno como maquinista y otro como controlador de sala. “Nuestro colectivo es el único autorizado para ocupar los puestos de conductor y operador dentro del sistema tranviario de Jaén, esperemos que luego no haya tejemanejes por ahí, que no debería”, declara el portavoz.

El Ayuntamiento todavía estudia la viabilidad de la puesta en marcha

La última novedad respecto a la recuperación de la infraestructura del sistema tranviario de Jaén fueron las declaraciones del consejero de Fomento de la Junta de Andalucía, Felipe López, que detalló la propuesta que el Gobierno andaluz puso encima de la mesa del Ayuntamiento para poner en marcha el proyecto. Desde que se hizo público un acuerdo a tres bandas para sacar el tranvía de las cocheras, el colectivo de técnicos fue de los primeros en informarse al respecto. Sin embargo, desde el Ayuntamiento manifiestan que, antes de nada, ese acuerdo entre administraciones debe estudiarse y confirmar su viabilidad para asegurar si, es posible, la puesta en funcionamiento del transporte por las vías que atraviesan el corazón de la ciudad. La administración local declara que, si ese momento se confirma, “entonces ya empezará lo demás”. Se muestran prudentes, tal como lo hace el colectivo de técnicos. “Nadie nos dijo que nos iba a contratar, por lo que no pudimos realizar una denuncia formal, pues, además, al no ponerse el servicio en marcha, era imposible proceder a la contratación”, dijo Juan Prieto. “De todas formas, no se ha tenido especial sensibilidad con este colectivo”, se lamenta.

“Fue un palo, como tantos que da la vida”
“Si me llamaran, no sabría qué contestar”
“No tengo pensamiento de moverme”