Actualizado
domingo, 18 agosto 2019
17:22
h
URGENTE

Las fuentes y los manantiales de la ciudad “escasos” de agua

El Instituto Geológico y Minero señala que existe una sobreexplotación de recursos
|
03/12/2017
  • SECO. La Charca de la Rana muestra más tierra que agua en su interior que se debería a diversas razones.
    SECO. La Charca de la Rana muestra más tierra que agua en su interior que se debería a diversas razones.

Las fuentes y los manantiales de los parques periurbanos de la ciudad se secan. Es la denuncia de varios colectivos, entre los que se encuentra el Club de Montaña de Rumbo Norte, que en sus múltiples excursiones han verificado la ausencia de agua en estos lugares. “No sabemos cuál puede ser la causa exacta, somos conscientes de que hay una sequía muy fuerte”, explica Antonio Expósito, secretario del club, y añade que están “preocupados” por la situación. “Habría que hacer un estudio a fondo y pormenorizado para descubrirlo”.

Desde Jaén en Común elevan la denuncia y piden explicaciones al Ayuntamiento al que acusan de sobreexplotación de recursos hídricos. “Muchas de las fuentes y manantiales que alimentaban un rico ecosistema de especies vegetales y animales está desapareciendo por esta razón, así como por su contaminación por vertidos de fertilizantes y abonos químicos de la agricultura”, aseguran. Según explican, la situación se agrava por el cambio climático, que agudiza los procesos de sequía y altas temperaturas”. La Charca de la Rana es uno de los ejemplos que ponen como más llamativo de la situación actual, donde constataron que “prácticamente no emana agua” cuando ese hecho ocurre en casos “excepcionales”. En el mapa señalan los acuíferos de la Fuente de la Peña y Castillo-La Imora, también hablan del Bombeo de El Tomillo en el paraje del Tiro Nacional y el sondeo de Santa Catalina junto a la carretera de Circunvalación, ambos de titularidad municipal. El Instituto Geológico y Minero señala que los manantiales de La Magdalena están sobreexplotados, según palabras textuales: “Se encuentran actualmente secos a causa de las extracciones existentes en la batería de sondeos de Santa Catalina, utilizados para abastecer a Jaén”. También está sobreexplotado el acuífero de Jabalcuz.

Manuel José Ruiz, de GEA, afirma que la explotación hídrica es un hecho en toda España. Comenta que una de las razones podrían ser los pozos ilegales, que son “una realidad”. Ruiz recuerda la aparición de peces muertos en el río Guadalbullón a causa de que no bajaba suficiente caudal, “lo cual indica la existencia de una sobreexplotación”. Asimismo denuncia la “lamentable” situación de los parques periurbanos del Cerro de Santa Catalina, de la Cañada de las Hazaíllas. Hay fuentes “sucias, rotas o que no están en adecuado estado de mantenimiento”, asegura. Esa gestión depende del Ayuntamiento y “les falta trabajo por hacer”. “Hay un signo de abandono general, sobre todo en las Hazaíllas, con bancos rotos y servicios fatal, así como la zona de barbacoa”.

Hace hincapié en la necesidad de enseñar bien sobre el aprovechamiento de los recursos para que no se malgasten. “Gran parte del problema del derroche de agua está en el sector agrícola”, insiste Ruiz. “No se pone suficiente énfasis en que se habilitan miles de hectáreas de riego nuevas y no se sabe si el agricultor tiene formación suficiente para gestionarlo de manera eficiente”.

Reivindicación en la Charca
de la Rana para concienciar
idcon=13065925;order=12

El paseo por los parques de la ciudad como forma de reivindicación. Es la idea con que Jaén en Común organizó un recorrido por los límites de la ciudad con el objetivo de “crear conciencia de la necesidad de un cambio profundo en el modelo urbano y agrícola”, aseguran. Varias personas acudieron al encuentro para ver “in situ” la situación en la que se encuentran lugares tan importantes como la Charca de la Rana y hacer ver a los jiennenses la necesidad de una educación y una mentalidad para conservar los acuíferos de la ciudad.