URGENTE

Las familias españolas compran ahora más aceite que hace un año

El consumo de los hogares crece casi un 3 por ciento
  • demanda. Garrafas de aceite de oliva en las estanterías de un supermercado.
    demanda. Garrafas de aceite de oliva en las estanterías de un supermercado.

Las familias españolas compran ahora más aceite de oliva que hace un año. Lo dice el Ministerio de Agricultura Rural en el Panel de Consumo Alimentario, que revela que los hogares han incrementado la demanda de zumo de aceitunas en casi un 3 por ciento. Está entre los productos agrícolas que más crecen, ya que alcanza un volumen de 547.083 litros y supone una cuota de mercado de casi el 65 por ciento. Un incremento impulsado por las variedades virgen y virgen extra, cuya demanda se disparó un 9,2 por ciento y un 7,2 por ciento respectivamente. Hay un refrán muy castizo que dice: “Algo ha de tener el agua cuando la bendicen”. Quizá, la misma filosofía se debe aplicar al aceite de oliva. Y, precisamente, no es porque sea la grasa más barata de cuantas componen la cesta de la compra. Nada de eso. Es, con diferencia, la que más cuesta en los supermercados, pero, a la vez, la que más confianza inspira a los consumidores por su vinculación a la calidad gastronómica y, sobre todo, por los beneficios para la salud.

“El aceite de oliva es uno de los productos que más crecen, al contrario que el aceite de semillas”, sostiene el “Informe del consumo alimentario en España” correspondiente a 2018, presentado por el Ministerio de Agricultura el pasado lunes. Este hecho supone un cambio de tendencia, sobre todo si tenemos en cuenta que muchas familias españolas se habían pasado al aceite de girasol en los últimos años.

Pero esos precios han vuelto a desinflarse (con un -3,7%, hasta los 2,89 euros por litro de media), con dos consecuencias directas: el consumo de aceites repunta un 2,3%, al mismo tiempo que las ventas en valor descienden un 1,5%. Sin embargo, en términos de facturación el balance ha sido negativo, con un descenso del 1,5 por ciento y 1,57 millones de euros, motivado por las caídas del precio. El consumo per cápita, con 11,95 litros, ha aumentado un 1,9 por ciento, mientras que el gasto, con 34,5 euros por español, cae un 1,9 por ciento. Cabe destacar también que el precio medio del aceite se sitúa en 2,89 euros por litro, lo que supone un 3,7% menos que el año anterior.

El gran vencedor de la categoría es el aceite de oliva virgen extra (+7,2%), el tercero más consumido en España pese a su precio (4,28 euros por litro, un 4,3% menos respecto a 2017). Con todo, las ventas en valor crecieron un 2,5% y el consumo per cápita repuntó un 6,8%, hasta los 2,67 litros por persona y año. Ese mismo patrón se repite con el aceite de oliva virgen, segundo más consumido, con un repunte de la demanda del 9,2%. La bajada del precio medio (-4,9%, hasta los 3,79 euros por litro) no ha impedido que las ventas en valor crezcan un 3,8% y ha propiciado una subida del consumo per cápita (+8,8%).

Otra semana con ligeras subidas del precio

El precio del aceite volvió a subir durante la semana pasada, sumando así la tercera semana consecutiva en la que no solo se frena la caída, sino que se comienza a experimentar un ligero ascenso de las cotizaciones de aceite de oliva en origen. Así, y según los datos del sistema Poolred recogidos por Asaja-Jaén, del 18 al 24 de junio de 2019, la media a la que se vendió el aceite de oliva español fue a 2.175 euros por kilo en origen, lo que supone 8 céntimos de euro más que la semana pasada. El que más ascendió fue el virgen, con 14 céntimos más al venderse a 2.061 euros; el virgen extra se comercializó a 2,27 euros por kilo, lo que supuso 10 céntimos más que la semana anterior, mientras que el lampante subió 7 céntimos, vendiéndose a 1,996. Los precios concretos del picual de Jaén se mantuvieron similares, aunque algo inferiores.

Detalles

cuota. El aceite de oliva, aceite de oliva virgen y aceite de oliva virgen extra suman una cuota del 65% en toda la categoría, seguidos del aceite de girasol (31,6%), otros aceites (2,5%), orujo (0,9%) y maíz (0,1%). La mitad de estos productos se vende en supermercados o locales de autoservicio (49,3%), a gran distancia de hipermercados (24%), tiendas de descuento (15,6%) o venta “on line” (2,1%).

Precios. La crisis de los precios en origen apenas la nota el consumidor final. De hecho, según Agricultura, la media se ha situado en los 2,89 euros por litro, es decir, un 3,7 por ciento menos que hace un año. Los olivareros están percibiendo hasta un 30 por ciento menos por su producto.

demanda. Andalucía, Madrid, Extremadura, Galicia, Cantabria y País Vasco fueron las comunidades autónomas en las que más se compró aceite de oliva virgen extra. Las menos consumidoras fueron Baleares, Murcia y Castilla La Mancha, según los datos oficiales del Ministerio de Agricultura.