La vuelta al cole se encarece respecto al año pasado

Con un 13 por ciento más en 2022, el gasto medio por hijo en Andalucía será de 327 euros, según una encuesta

27 ago 2022 / 18:50 H.
Ver comentarios

Agosto toca retirada y, con él, se van también las vacaciones estivales. Septiembre trae consigo la reaceleración del ritmo urbano y el regreso de la rutina, un océano en el que la vuelta al cole ocupa un espacio de relevancia. En Andalucía, el curso en Educación Infantil comenzará el 1 de septiembre; en Primaria el día 12; en Secundaria, el 15, y en enseñanzas especiales, el 20. Es época complicada en lo referente a la economía doméstica: a los bolsillos heridos de las familias con hijos por los excesos vacacionales ahora se suman, entre otros, los gastos derivados de la vuelta a las aulas de niños y adolescentes, uno de los mayores desembolsos de dinero del año: libros, lápices, estuches, cuadernos, mochilas, calculadoras, ropa... La lista es bien conocida y toca hacer cuentas, algo que, ahora, con los precios disparados en todo el territorio nacional, asusta a más de uno.

Sin embargo, en el marco nacional, las familias andaluzas son las que menos dineros gastarán por hijo en la vuelta al cole. Es, al menos, lo que indican los resultados de una encuesta elaborada por el portal GoStudent. Según el estudio, el 95 por ciento de los encuestados asumen que este curso escolar será más caro que los anteriores, en concreto, el gasto por hijo ascenderá a 327 euros de media, frente a los 290 del curso anterior, lo cual supone un incremento de casi el 13 por ciento. La mayor parte de dicho gasto provendrá de libros, material escolar, uniformes y actividades extraescolares y de apoyo.

Cerca del 56 por ciento de los andaluces destina entre un 11 y un 30 por ciento de su salario a gastos vinculados al regreso a la aulas, si bien consideran que el uso de herramientas digitales puede ayudar a minimizar ese gasto: por ejemplo, el 73 por ciento de las personas encuestadas piensa que las clases particulares online son una buena forma de economizar recursos. Por otro lado, el 46 por ciento opina que los libros electrónicos y las clases particulares online podrían ayudarles a ahorrar entre un 11 y un 30 por ciento.

IPC.

Aun en pleno contexto de inflación generalizada, el sector de la educación no salió muy mal parado de la última actualización, correspondiente a julio, del Índice de Precios de Consumo (IPC) del Instituto Nacional de Estadística (INE) en lo que a la provincia de Jaén respecta. Los precios subieron en territorio jiennense un 11,6 por ciento de un año a otro, el nivel de variación interanual más alto en las últimas dos décadas, pero, sobre todo, fueron la vivienda, la electricidad y el agua las que contribuyeron a ese incremento. En el caso de la enseñanza, en julio los precios fueron en la provincia un 1,2 por ciento más altos que en el mismo mes de 2021, un nivel de incremento alejado de la media provincial, pero superior, eso sí, a la subida interanual de julio de 2021, que fue del 0,1 por ciento, y a la del mismo mes de 2019, el año inmediatamente anterior a la pandemia de covid, que alcanzó el 0,9 por ciento.

En cuanto a la media andaluza, los precios de los productos vinculados a la enseñanza subieron de forma similar que en Jaén entre el pasado julio y el mismo mes de 2021: un 1,3 por ciento. Sin embargo, al contrario que en la provincia, el incremento regional de este año sí se quedó por debajo del de 2019, cuando el IPC del sector de la educación creció un 1,5 por ciento con respecto a julio de 2018.

El estrés, un factor a tener en cuenta

De acuerdo a los resultados de la encuesta elaborada por GoStudent, el estrés es un factor a tener muy en cuenta para afrontar la vuelta al cole. El 40 por ciento de los encuestados afirma que este periodo es entre bastante o muy estresante. Ese porcentaje baja en el caso de los niños. Según sus padres, el 38 por ciento de los hijos se siente emocionado por comenzar un nuevo curso frente al 11 por ciento que muestra preocupación y al 10 por ciento que siente estrés.

Las personas encuestadas piensan que el nivel de estrés podría haberse reducido si durante las vacaciones hubieran tomado para con los niños diversas medidas: el 49 por ciento considera que tendría que haber controlado más el tiempo que sus hijos han pasado delante de la pantalla, el 37% se reprocha no haber motivado más a los niños para hacer tareas escolares y que no perdieran el ritmo del aula por completo, el 31 por ciento va algo más allá y opina que sus hijos deberían haber mantenido durante las vacaciones la misma rutina que durante el curso escolar y, por último, el 26 por ciento dice que los niños tendrían que haber acudido a clases de apoyo.

Diario JAÉN
Jaén