URGENTE

Verde que te quiero verde...”, decían esos versos de Lorca que han sido cantados por algunos de los artistas más reconocidos. Verde pues, y mucho, tiene la provincia de Jaén, donde se contabilizan un total de 139 millones de árboles, de los que 66 son olivos. Unos datos que la convierten en la zona de Andalucía “más verde”, puesto que, si se hiciera un ranking, Jaén se situaría en el top de Andalucía.

Al menos, había que ganar en algo. Sí es cierto que, como no puede ser de otra manera, cerca del 48% de la población de árboles que hay en Jaén son olivos. No obstante, hay otras variedades y la provincia encierra en sus adentros algunas “verdes rarezas” que merece la pena destacar. Un claro ejemplo de ello es el acebuche de Las Hoyas, que se distingue por sus extraordinarias dimensiones y por su edad, puesto que es una de las especies más longevas que se encuentran en la provincia. En referencia al tamaño, cabe destacar su altura media, que alcanza los 15 metros, y una gran peana de forma cónica que mide casi 10. Otra variedad a destacar entre las muchas existentes está en el paraje Los Frailes, en el término municipal de Siles. Es el carrasco que toma nombre de su ubicación. Sí, de Los Frailes. El tamaño que alcanza es, sin duda, el principal motivo de que sea considerado un árbol singular, y es que el perímetro de su tronco, que suele medir más de 5 metros, se suma a la irregularidad de su copa y a una altura de unos 30. El madroño de Punta del Enebrillo es famoso por las bifurcaciones que presenta y la forma de su crecimiento. Prevalece su presencia en el término de La Iruela, donde luce su majestuoso fuste, que presenta numerosos abultamientos, algunos como si fueran pequeñas bolas. A 1,75 metros del suelo aproximadamente, desarrolla tres ramas maestras, pero su crecimiento continúa de forma vertical para volver a presentar más bifurcaciones. Solo son tres ejemplos de esos tesoros naturales que alberga la provincia y que, además de ser la que más árboles tiene de Andalucía —gracias en buena parte al cultivo del olivar en Jaén—, es una de la que más riqueza presenta en este sentido.

Pero, ¿es la población realmente consciente de la labor de los árboles? Entre los beneficios que aportan al medio ambiente y, por consiguiente, a la sociedad, se encuentran algunos como la limpieza del aire. Los árboles absorben los olores y los gases contaminantes, combaten el cambio climático, refrescan las calles y las ciudades, marcan el paso de las estaciones y, entre otras, ahorran agua, puesto que la sombra que proporcionan disminuye la evaporación del agua de los céspedes sedientos. Así, a medida que los árboles transpiran, aumentan la humedad atmosférica. De este modo, son de gran importancia para el cuidado del medio ambiente. 139 millones de árboles que ocupan la provincia de norte a sur y, en ocasiones, grupos ecologistas denuncian falta de sensibilización en esta materia. Como reza una frase viral en internet, “si los árboles dieran wifi, todo el mundo plantaría uno, pero se nos olvida que aportan lo más importante para vivir: el oxígeno”.