Actualizado
lunes, 19 agosto 2019
03:35
h
URGENTE

La huelga indefinida de la recogida de basura se frena

La empresa acepta retirar la reducción de jornada el fin de semana
  • ASAMBLEA. Pedro Sánchez y Francisco Cantero, de espaldas en la imagen, frente a los trabajadores reuniones en asamblea.
    ASAMBLEA. Pedro Sánchez y Francisco Cantero, de espaldas en la imagen, frente a los trabajadores reuniones en asamblea.

Por “unanimidad” el personal del servicio de recogida de basura y limpieza viaria de la ciudad decidió desconvocar la huelga indefinida que estaba prevista que comenzara anoche, a partir de las nueve de la noche. El secretario general de CC OO en la provincia, Francisco Cantero, que tomó la palabra en la asamblea que se celebró en el salón de actos de la Delegación de Salud, explicó a este periódico que la empresa FCC, tras un intenso fin de semana de contactos, y tras sentarse las dos partes en el Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales en Andalucía (Sercla), decidió restablecer las condiciones laborales a cómo estaban en 2017. Es decir, no se toca la jornada y, por lo tanto, el sueldo, del personal de limpieza de calles que tiene su turno el fin de semana y festivos, unas 40 personas a las que se reducía en un día el turno.

Se trató de una decisión unilateral que, ante la “respuesta contundente” planteada, con un paro encima de la mesa, se retiró. Ayer la jornada fue de vértigo para el comité de empresa, que preside Pedro Sánchez, y para la directiva de la organización sindical. Por la mañana, las dos partes se vieron las caras en el Sercla para dejar claras las “líneas rojas” que no se estaban dispuestas a traspasar. De ahí salió una propuesta que se sometió al debate de la plantilla, en un cónclave que se prolongó durante una hora y que, al contrario de lo que ocurrió la semana pasada, fue mucho más numeroso, con una asistencia que sí legitimaba cualquier acuerdo, tal y como precisó Cantero.

En la reunión se optó por suspender las medidas de presión, aunque salieron a relucir cuestiones como la diferencia de sueldo con empleados del servicio de limpieza de otras capitales de provincia españolas, como Huelva o Zaragoza, además de plantearse cuestiones que tienen que ser revisadas para el mejor funcionamiento, como la mejora de los turnos y la necesidad de consolidar derechos, como los complementos en la nómina por la disponibilidad horaria. El amago de huelga llega cuando se comienza a plantear la renovación del convenio colectivo, unas conversaciones que están en una fase muy embrionaria, ya que hay que tener en cuenta que el servicio está recién adjudicado a la multinacional FCC, con la posibilidad de prorrogarlo durante los próximos 20 años, por 13,2 millones por ejercicio. CC OO defiende esta fórmula por las limitaciones que conlleva la remunicipalización del servicio.