Hagit Mualem: “Como judía, siento que Jaén es mi tierra”

La consejera de Cultura de la Embajada israelí inaugura el I Ciclo de Cine

30 mar 2017 / 11:18 H.

Hagit Mualem es natural de Jerusalén. Sin embargo, cuando, ayer por la mañana, puso los pies en Jaén, sostiene que sintió “algo muy especial”. “He llorado de emoción. Como judía, siento que esta es mi tierra”, fueron las palabras de la consejera de Cultura de la Embajada de Israel en España, que, enjugándose las lágrimas y en un español que aún no domina, manifestó su sorpresa por “cómo la gente de Jaén abre su mente a otra gente”. Eran las cuatro y media de la tarde cuando se expuso a los periodistas. A esa hora, apenas le había dado tiempo a ver la Catedral y a conocer algunas calles de la recoleta judería jiennense. Calificó la capital de “bonita” y observó semejanzas con su ciudad natal. “[Como Jerusalén, Jaén] no tiene mar, pero es maravillosa. Tenemos que hacer algo con el Ministerio de Turismo”, aventuró, garantizando con un “¡claro!” que recomendará la visita a sus compatriotas.

Acompañada por el alcalde, Javier Márquez, Hagit Mualem visitó la capital para presentar el primer Ciclo de Cine del Mes de Israel en Andalucía, que arrancó el día 15 y ha comprendido diferentes actividades en Málaga, Córdoba, Granada, Almería y, ahora, en Jaén.

El ciclo de cine que acoge la Universidad Popular Municipal (UPM), en su sede Sabetay del casco histórico, comenzó, ayer, con la proyección de la película “The Machtmaker”, del laureado cineasta Avi Nesher, y continúa esta tarde, a las cuatro y media, con “La Fogata”, de Joseph Cedar. A las siete menos diez de la tarde, tendrá lugar la clausura, que irá acompañada del visionado de “Al final del mundo, gira a la izquierda”, dirigida también por Nesher.

En su comparecencia ante los medios de comunicación, la consejera de Cultura de la Embajada israelí destacó que el cine ha sido la “estrella” del programa del Mes de Israel en Andalucía, que ha incluido también conferencias y muestras gastronómicas, con reputados jefes de cocina, con el fin de reforzar las relaciones entre Israel y Andalucía y contribuir a un mejor conocimiento de la realidad judía actual. “El cine nos ayuda a conocernos mejor unos a otros”, subrayó Hagit Mualem, que destacó que las tres películas que incluye este ciclo dedicado al séptimo arte hecho en Oriente Próximo muestra “tres realidades distintas del carácter israelí”. “No todo en Israel es conflicto”, advirtió la consejera, que hizo hincapié en la importancia de la cultura para conectar a la gente y para actuar de puente.

Javier Márquez, que agradeció a la Embajada de Israel la “apuesta” que ha hecho en Jaén con la organización de este ciclo “que —señaló— sirve para enriquecer las relaciones entre España e Israel”, destacó igualmente: “Las mentes son como los paracaídas: hay que abrirlas”.