Espectacular operación antidroga con un kilo de cocaína incautado

La Policía detiene a cuatro personas y realizan cinco registros domiciliarios

31 jul 2019 / 08:30 H.

La Policía Nacional tiene en marcha una espectacular operación antidroga en varios municipios de la provincia que se ha saldado, por el momento, con la incautación de más de un kilo de cocaína de gran pureza. Hay cuatro personas detenidas en el marco de una laboriosa investigación que lleva meses fraguándose y que ha permitido intervenir uno de los mayores alijos de droga decomisados en la provincia en lo que va de año. Al cierre de esta edición, los agentes de la Comisaría de Linares estaban realizando cinco registros de forma simultánea en la propia ciudad de las minas (3) y también en Mengíbar y Bailén. La Policía Nacional guarda silencio sobre esta operación, ya que el juez que instruye la causa la mantiene bajo secreto de sumario.

Las fuentes consultadas explican que el kilo de cocaína fue intervenido cuando era transportado en un vehículo desde la Costa del Sol hasta Linares. Los investigadores ya sabían que el viaje se iba a producir, por lo pusieron en marcha un discreto dispositivo de vigilancia y de control. Los agentes le dieron el alto al coche ya en la provincia de Jaén. La droga iba oculta en un habitáculo diseñado expresamente para ello. Algo más de un kilo de cocaína de gran calidad, explican las fuentes consultadas. Fue detenido el conductor y único ocupante del automóvil.

El decomiso desencadenó la siguiente fase de la operación policial. Los funcionarios arrestaron a otras tres personas, miembros del grupo que estaba esperando el paquete con la “farlopa” para su posterior distribución. Eso ocurrió en la tarde noche del lunes. Ayer, los agentes procedieron a la entrada y registro de cinco viviendas que, al parecer, están vinculadas con los sospechosos ya que algunas de ellas eran utilizadas como “guarderías” para almacenar la sustancia estupefaciente. Al cierre de esta edición, las inspecciones de los inmuebles no habían concluido.

La operación, que no está todavía concluida, comenzó hace varios meses cuando los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría Local de Linares detectó un importante punto de venta de droga en la ciudad. A partir de ahí, comenzaron a realizar varios apostaderos en la zona para tratar de saber quiénes estaban detrás del negocio. Los agentes comprobaron que había mucho trasiego de personas alrededor de determinadas viviendas y detectaron que los implicados tenían importantes medidas de seguridad. Con los indicios reunidos, consiguieron que un juez les concediera una autorización para “pinchar” los teléfonos de los sospechosos y poder interceptar sus conversaciones. Gracias a este trabajo, supieron que el grupo estaba preparándose para recibir un gran porte de mercancía: más de un kilo de cocaína.