Actualizado
miércoles, 17 julio 2019
23:06
h
URGENTE
  • PRESO PREVENTIVO. El hombre, de casi 80 años, lleva en la cárcel desde hace tres meses y medio.
    PRESO PREVENTIVO. El hombre, de casi 80 años, lleva en la cárcel desde hace tres meses y medio.

Un vecino de Arjona, de casi 80 años, se encuentra en prisión preventiva desde hace tres meses acusado de intentar matar a su mujer, con la que llevaba casado más de cuatro décadas. Presuntamente, trató de asfixiarla poniéndole una cuerda elástica alrededor del cuello. En concreto, utilizó la junta de goma con la que se sella la tapadera de una olla exprés, según confirman fuentes judiciales cercanas al caso. La víctima logró sobrevivir, si bien permaneció dos días hospitalizada. El Juzgado de Andújar envió al anciano a la cárcel por el riesgo que existía para la víctima. La decisión acaba de ser ratificada por la Audiencia Provincial de Jaén, por lo que el hombre permanecerá en prisión.

Los hechos ocurrieron el pasado 28 de febrero, en el domicilio de Arjona en el que el matrimonio ha residido “toda la vida”. Personas que conocen a la pareja aseguran que siempre han mantenido muy buena relación. No obstante, matizan que, al parecer, las peleas entre ambos eran más frecuentes en los últimos meses. El día de autos, se produjo una fuerte discusión, sin que hayan trascendido las causas exactas. Presuntamente, el anciano sujetó la cuerda elástica, se la enrolló a su mujer alrededor del cuello y trató de asfixiarla. Ella llegó a perder el conocimiento, según explican las fuentes consultadas. Al parecer, la dio por muerta. No obstante, la mujer logró sobrevivir. Fue trasladada al Hospital Alto Guadalquivir de Andújar, donde permaneció dos días ingresada. Presentaba marcas en el cuello como consecuencia de la fuerza ejercida en esa zona durante el ataque.

La Guardia Civil detuvo al hombre poco después todavía en la casa. El Juzgado de Instrucción número 3 de Andújar decretó su ingreso en prisión preventiva acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa. El magistrado tuvo en cuenta la gravedad de los hechos y el riesgo de reiteración delictiva, es decir, que el anciano volviera a atacar a la mujer.

En su declaración judicial, el procesado reconoció que hubo una discusión e, incluso, una agresión. No obstante, negó que quisiera matar a su esposa, tal y como confirman las fuentes consultadas. Explicó que quería la cuerda elástica para suicidarse. Su defensa presentó un recurso ante la Audiencia Provincial para solicitar su puesta en libertad, al considerar que la decisión de enviarlo a prisión preventiva era “desproporcionada”. Argumentó que no existe riesgo de fuga en este caso, así como la edad del hombre y las enfermedades que padece. No obstante, y a petición de la propia Fiscalía, los magistrados de la Sección Tercera han ratificado íntegramente la medida de mantener en la cárcel al anciano. Consideran que se mantiene la posibilidad de que la víctima vuelva a sufrir un nuevo ataque: “De lo actuado se evidencia que existe un verdadero pronóstico de riesgo de comisión de nuevos delitos contra la perjudicada”, aclara, literalmente, el auto. El hombre se encuentra actualmente en el Módulo de Enfermería del Centro Penitenciario de Jaén. Allí permanecerá por el momento, mientras que el Juzgado de Instrucción número 3 de Andújar termina la investigación de la causa. Esas pesquisas están prácticamente concluidas.