URGENTE

En prisión por raptar y violar a un joven

La Fiscalía reclama 16 años de cárcel para el acusado, que niega todos los cargos y se declara inocente
  • ESTÁ PRESO. El juicio se celebrará en la Audiencia Provincial.
    ESTÁ PRESO. El juicio se celebrará en la Audiencia Provincial.

Sy Pape A., un ciudadano de origen extranjero y en situación irregular en España, está a punto de cumplir diez meses en prisión preventiva. Está encarcelado desde el pasado 13 de febrero cuando, presuntamente, secuestró y violó a un joven en un municipio jiennense. La Fiscalía reclama dieciséis años de cárcel para este hombre, que se declara inocente de todos los cargos. Es más, al juez instructor llegó a decirle para defender su inocencia que su religión le prohíbe mantener relaciones homosexuales y beber alcohol.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado 12 de febrero en las inmediaciones de un pub. El acusado estaba en el pueblo trabajando en la recolección de la aceituna. Esa noche, estuvo con la víctima y otro amigo en el local de ocio. Según relata el fiscal, Sy Pape A., de 36 años, lo abordó poco después de salir de ese establecimiento nocturno. “Con ánimo de satisfacer sus deseos libidinosos, lo obligó por la fuerza a que lo acompañara a su vivienda”, explica el fiscal en su escrito de acusación. Y añade: “Lo obligó a desnudarse, con continuos golpes en la cara, y tras arrojarlo sobre la cama, le levantó las piernas y lo penetró analmente”. El joven sufrió heridas leves como consecuencia de esta agresión.

Según explica el Ministerio Público, el joven, que apenas tiene veinte años, se resistió en todo momento. Es más, según la versión de la Fiscalía, intentó huir hasta en dos ocasiones. “El acusado le obligó a darle dinero si quería salir de la casa”, agrega. De hecho, presuntamente, le robó diversas pulseras, el teléfono móvil y una pequeña cantidad en metálico. Finalmente, las fuentes consultadas explican que el joven logró escapar, aprovechando un descuido del acusado, que salió detrás de él para perseguirlo. La víctima logró pedir ayuda y Sy Pape A. fue detenido.

El encausado negó todos los hechos ante el juez de Instrucción. Rechazó haber secuestrado al denunciante y también la agresión sexual. Incluso llegó a asegurar que su religión musulmana le prohíbe cometer este tipo de actos. El magistrado, en principio, vio indicios delictivos en su conducta y lo envió a prisión preventiva, donde permanece a la espera de sentarse en el banquillo de los acusados. Sy Pape A. se encuentra en situación irregular en España y cuenta con antecedentes penales.