En alerta roja por incendios

La provincia registra cuatro fuegos y un conato, en Bedmar, en apenas 24 horas

20 feb 2019 / 11:27 H.

De auténtica justicia. Así es el sol que reina en el cielo de Jaén junto con su fiel compañero, el calor. Si algo se puede afirmar al 100% es que, seguro, no hay conversación entre familiares, amigos o conocidos en la que, tras un suspiro, no se hable del calor.

De hecho, la Agencia Estatal de Meteorología, aunque a algunos les parezca poco por la sensación térmica tan sofocante, activa la alerta amarilla por calor en toda la provincia para el fin de semana.

Pero el calor no solo hace sudar a los jiennenses, sino que supone un peligro que la Aemet también tiene en cuenta: los incendios. Prácticamente toda la provincia se encuentra en riesgo muy alto de fuego. Así lo deja claro el mapa que ha elaborado la Aemet, en el que únicamente una pequeña franja al sudeste de Jaén se libra del rojo para quedarse en el naranja, que también indica un riesgo alto en cuanto a la probabilidad de fuego.

En esta misma línea, casi faltan dedos en la mano para contar los incendios que se produjeron ayer. Cuatro y un conato en Bedmar, este es el balance final del día. Por suerte, no fueron a mayores, pero se puede comprobar que el riesgo de incendio es latente y, de hecho, se materializa. El primero de ellos ocurrió en la carretera de la Cadena, en Andújar. Allí, incluso los vecinos La Verbena tuvieron que colaborar en la extinción de las llamas, que se propagaron por un cañaveral cercano. Esta ayuda se unió a la labor del Cuerpo de Bomberos de Andújar y Policía Local. Los vecinos dieron aviso del incendio a las doce y media de la noche. Las llamas se consiguieron sofocar, finalmente, a las tres de la mañana. La noche también fue algo turbulenta para el Cuerpo de Bomberos de la capital, y es que tuvieron que intervenir de forma simultánea en dos fuegos. Uno de ellos ocurrió en Arbuniel, donde enviaron seis bomberos con una bomba forestal pesada. El otro, por otra parte, fue en la carretera de La Guardia, en concreto, cerca de Puente Jontoya. Allí intervinieron un camión bomba forestal ligera y cuatro bomberos. La Guardia Civil se sumó en el último de los fuegos que se registró. Fue también en Jaén, en Puente de la Sierra, donde se quemó una pequeña parte de olivar y los hierbajos de la zona de cuneta de la carretera. Esto, sumado al conato de Bedmar, demuestra claramente lo que la Aemet ya alerta, y es que Jaén está en riesgo muy alto por incendios.

Las consecuencias, en ninguno de los cuatro fuegos y el conato, fueron a mayores. Por suerte, solo hay que lamentar algunos daños en el cañaveral de la zona de La Verbena, en Andújar, y la pérdida de unos pocos olivos en la vía de Otiñar, en Puente de la Sierra. Aún así, se pide a la ciudadanía que se extremen las precauciones, tanto por el riesgo de incendio como por la alerta amarilla por calor en toda la provincia. Asimismo, a partir de ahora y durante el fin de semana, las administraciones ofrecerán aún más información acerca, por ejemplo, de consejos que se deben seguir para evitar la incidencia de las altísimas temperaturas que se alcanzan hoy en la provincia, y que pueden llegar a rozar los 39 grados.

También se seguirá de manera especial a las personas que forman parte de los denominados grupos de riesgo, como son los niños y los ancianos. La Aemet, en esta línea, activó la alerta roja en Granada, la provincia donde más calor hará no solo en el fin de semana, sino durante los próximos días. Las demás están a cero. Al menos, al cierre de esta edición. Parece que el calor se había ido, pero agosto no defrauda y las temperaturas vuelven a ser las protagonistas hoy y mañana en la provincia. Aún así, en el resto de Andalucía también hará calor, al igual que en casi todo el país. Las lluvias, por su parte, ni están ni se las espera. Al menos por el momento. Escasez de agua y unas temperaturas que están a nada de romper todos los termómetros. A fin de cuentas, un verano propio de Jaén y al que los jiennenses están acostumbrados.

Como soluciones solo quedan las de ir a la piscina, a la playa o permanecer en casa con el aire acondicionado y un vaso de agua bien fresquita siempre a mano.