El reto de
ver los cambios en el olivar

El grupo
de la Universidad estudia la evolución del sector oleícola con el tiempo

26 mar 2020 / 16:31 H.
Ver comentarios

El grupo de investigación “Territorio y Política Regional” (HUM-112) tiene una experiencia de más de 25 años de trabajo en la Universidad de Jaén. En su equipo participan fundamentalmente geógrafos e historiadores. Entre las líneas de trabajo en las que están inmersos se encuentran: el desarrollo rural (las políticas agrarias, el cultivo del olivar, las prácticas medioambientales...); evolución de los espacios forestales (propiedad, repoblaciones, infraestructuras, aprovechamientos); planificación de espacios naturales protegidos; patrimonio rural y su uso didáctico y turístico, e historia social de la Andalucía contemporánea: población, trabajo y ciudadanía.

José Domingo Sánchez es el investigador responsable de este grupo que está compuesto por nueve personas y que, actualmente, desarrolla proyectos muy diferentes. Por un lado, está uno relacionado con el campo y el aceite y participamos en los trabajos del expediente de la candidatura de los paisajes de olivar de Andalucía para que sean integrados en la lista de patrimonio mundial. “Esta vertiente tiene que ver con la cultura, el paisaje, el territorio tradicional”, declara Sánchez, que añade que, por otro lado, con una perspectiva de mirar al futuro, estudian las reacciones que se producen en el olivar tradicional en el contexto de la globalización. “Ha cambiado la escala de las operaciones, la dinámica de competencia, la velocidad y profundidad de todo lo que afecta al sector y estamos viendo cómo se reacciona en función de las características del territorio. Creemos importante que para comprender lo que pasa en Jaén, tenemos que alzar el vuelo y hacer estas comparativas”, señala el investigador.

Otro de los estudios en los que está inmerso el grupo tiene relación con la población en la provincia jiennense. “De momento tenemos un avance que nos permite seguir la evolución del poblamiento, ya que Jaén tenía un hábitat más numerosos, disperso y en pequeños núcleos que hay ido desapareciendo. Por eso nos interesa cómo ha ocurrido ese cambio”, declara Sánchez, que añade que también se muestran interesados en la dinámica demográfica, especialmente en lo que pasa ahora, la pérdida de población. “Jaén suponía el 14% de Andalucía a principios del siglo XX y hoy está casi a la mitad. Se produce una pérdida considerablemente y hay que estudiar por qué, cómo, cuándo y dónde y buscar soluciones”, concluye el investigador de la Universidad.

Jaén