El Puente de la Sierra, sin fiestas si no vuelve el agua ya

Los vecinos dicen que se sienten engañados por el Gobierno local

12 jun 2019 / 12:00 H.

En un escrito, dirigido al alcalde en funciones de la capital, el popular Javier Márquez, la junta directiva de la Asociación de Vecinos del Puente de la Sierra, “Puensi”, asegura que se ve obligada a lanzar un nuevo ultimátum al Gobierno municipal. “Si en el transcurso de la próxima semana no se ha firmado el documento por parte del Ayuntamiento y don Rafael Alcántara para obtener agua, esta junta directiva acuerda suspender las fiestas”, dejan claro. “Puensi” es muy duro contra la gestión del Gobierno municipal en esta crisis y que hace que, desde hace más de dos semanas, estén sin suministro. El quid de la cuestión está en la necesidad de rubricar dos acuerdos y que competen, en primera instancia, a Rafael Alcántara, y la Administración local. Estos pasos tienen que permitir que el particular quede desvinculado totalmente del servicio de suministro de agua, que había asumido merced a un acuerdo previo que el Ayuntamiento alcanzó con su padre, expirado desde hace años, para, de esta forma, no tener bajo su responsabilidad un pozo que, en 2005, fue adquirido por el Ayuntamiento.

El otro compromiso que se debería de firmar atañe al Gobierno municipal y a “Puensi”, puesto que plantea que se cree una comunidad de bienes, gestionada por el colectivo vecinal, que asuma el servicio de agua. Tal y como plantearon responsables municipales en una reunión con este colectivo, se instalaría un contador único, que mediría el agua que consume el barrio de la red general, que llega hasta este punto del término, y, posteriormente, cada propietario asumiría su parte. Este paso implica que se aprovecharían las actuales canalizaciones, que ya son bastante antiguas, por lo que incluye el compromiso de que, durante unos cuatro meses, habría un periodo de prueba para detectar posibles fallos y subsanarlos. Sin embargo, nada de esto se ha hecho todavía, ya que, como denuncia “Puensi”, “los señores Bonilla y Jódar”, en alusión a los responsables municipales de Hacienda y Contratación y Mantenimiento Urbano, en palabras del colectivo, “han demostrado ser unos políticos sin palabra”. “Jugando con esta asociación, engañando a sus dirigentes, haciendo promesas que no van a cumplir”, sostienen en la dura carta dirigida al máximo responsable municipal accidental de la capital jiennense. “Estamos cansados de escuchar ‘mi palabra es un contrato’, pues señores, no firmaría uno con ustedes”, insisten en su misiva y añaden, muy críticos: “Desde la mentira y el engaño no se puede gobernar la ciudad”.

Y es que sostiene que, según los términos que ellos emplean, “con palabras muy técnicas” y “de una manera diplomática”, convencieron a los responsables vecinales que suspendieran las manifestaciones que habían programado a las puertas de la sede del Gobierno local y en vísperas de las municipales del pasado 26 de mayo. “No podemos seguir con un gobierno al que no le importamos, necesitamos gobernantes comprometidos a dar soluciones a sus vecinos”, argumentan, en un mensaje que llega a las puertas de que, el sábado, se constituya la nueva Corporación Municipal y se elija al nuevo alcalde jiennense, una elección que precisa de pactos, al no haber logrado el PSOE, la fuerza más votada, mayoría absoluta.

El actual equipo de Gobierno siempre argumentó que la solución definitiva para evitar cortes de agua es que las viviendas del Puente de la Sierra se acojan al proceso para su regularización.