Actualizado
miércoles, 26 junio 2019
04:42
h
URGENTE

El nivel de polen del olivo sigue en niveles extremos

Las cifras de concentración superan los 5.470 por metro cúbico en mayo
Ver comentarios
|
20/05/2019
  • REPLETOS. Una hoja de olivo cubierta de polen.
    REPLETOS. Una hoja de olivo cubierta de polen.

Primavera complicada. Aquellos que padezcan alergia al polen ya lo habrán notado, los niveles están disparados. Tanto que, durante la pasada semana, se alcanzaron los valores máximos de polen de olivo en Jaén en esta primavera con una subida más que notable. La cifra récord fue la del viernes, cuando se llegó a los 5.470 granos por metro cúbico, catalogado como extremo. Asimismo, ese día también se registró el récord en los valores del quercus (360) y las gramíneas (160), que se mantienen en un nivel alto. El plantago se mantiene medio, 29, mientras que el resto están bajos. Son varias las provincias andaluzas que se encuentran en esta situación, aunque la existencia de una masa muy elevada de olivos hace que Jaén sea una de las provincias más castigadas.

El motivo de esta situación viene dado por el incremento progresivo de las temperaturas que está aumentando los niveles de pólenes, especialmente el de olivo, así como la falta de lluvias que han provocado que las cifras se disparen mucho más que en otros años. La diferencias con respecto al año pasado, cuando la polinización llegó mucho más tarde, son muy acusadas. Si se establece de referencia la primera quincena de mayo, el pico de mayor contraste fue el día 11, con cifras para este año de 4.662 granos, mientras que en 2018, los niveles se quedaron en 541. Otra de las grandes diferencias se registró el 15, con 3.753 granos y 168, respectivamente.

Se trata de una situación que se estima que se mantenga durante la semana próxima al esperar un nuevo aumento de las temperaturas. Por ello, en caso de sufrir alergia al olivo, es mejor evitar las actividades al aire libre durante los días secos y calurosos, cuando la concentración del polen en el aire es mayor. Se debe ventilar la casa a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde y disminuir las actividades al aire libre entre las 5 y las 10 de la mañana y las 19 y las diez de la noche.