El diésel también está en “rebajas”

Buena parte de las estaciones de servicio vende el gasóleo a menos de un euro por litro

10 ene 2016 / 11:08 H.

Para unos resulta “barato”, pero para otros debería ser todavía más económico. Buena parte de las estaciones de servicio de la provincia vende el gasóleo a menos de un euro por cada litro, unos precios que los vecinos no pagaban desde finales de 2009. En concreto, según los datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, de 180 gasolineras jiennenses —con venta al público—, 122 tienen este tipo de carburante por debajo de este valor. En la actualidad se llega a vender el litro a 89 céntimos, fundamentalmente en las “low cost”. Además, de acuerdo con las cifras del Boletín Petrolero de la Unión Europea, el precio del litro de gasoil registra un descenso de un 4,27% con respecto a finales de 2015 y se paga, de media, en las gasolineras a 0,96 euros. Por lo tanto, llenar el depósito de un vehículo con capacidad de 55 litros cuesta ahora 52,8 euros. Hace justo un año, según un informe del ministerio, las diferencias eran notables. El litro de diésel valía, en enero de 2015, 1,15 euros en la provincia y el llenado 63,25, por lo que el ahorro, 12 meses después, es de 10,45 euros. La diferencia es aún mayor si se tienen en cuenta los datos de principios de 2014, cuando se pagaban por el diésel 1,36 euros.

Por otro lado, estas “rebajas” de enero también llegan a la gasolina. Según el boletín de la UE, de media cuesta en los surtidores 1,13 euros, un 0,7% menos que el pasado mes y un valor que se asemeja a los mínimos que se contaron en 2015. En este caso, para llenar el depósito de un coche de gasolina hay que pagar 62,15 euros, precio similar al de hace justo un año, cuando costaba el litro 1,15. Eso sí, nada que ver con hace 2 ejercicios, puesto que la gasolina valía, entonces, 1,41. Así, se observan grandes diferencias entre el valor del diésel y el de la gasolina. De hecho, el primero es ya 17 céntimos más económico que el segundo.

Los consumidores jiennenses, de este modo, notan “en sus bolsillos” esta “rebaja”, pero coinciden en que los carburantes deberían abaratarse más puesto que, en su opinión, los descensos en el valor del barril de petróleo no se trasladan de la misma manera y con igual rapidez a los surtidores. En cualquier caso, la caída en ambos carburantes coincide con los mínimos marcados en el crudo. El precio del barril de Brent se ha situado esta semana por debajo de 33 dólares, ante el empeoramiento de las perspectivas de crecimiento mundial y la incertidumbre por la situación en China, su nivel más bajo desde abril de 2004.