El Cerro Libertad, “escuela” de formación en la lucha por la tierra

El SAT organiza en la finca ocupada unas jornadas para divulgar sus principios

03 sep 2017 / 11:18 H.

No solo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle, no pediría un pan, sino que pediría medio pan y un libro”. Con estas palabras, extraídas del discurso de inauguración que Federico García Lorca ofreció en la biblioteca pública de Fuente Vaqueros, en septiembre de 1931, el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) animó, este año, a participar en la segunda edición de su Escuela de Formación, desarrollada durante este fin de semana en las tierras ocupadas del Cerro Libertad. “No ocupamos tierras solo por una cuestión de alimentación, sino por la transformación de Andalucía y por una reforma agraria”, justificó el secretario nacional de Formación del SAT y organizador de la escuela, Javier García Fernández.

En el Cerro Libertad, sus “okupas” ya se preparan para la campaña de recolección de la aceituna. “El objetivo es recoger la aceituna, generar aceite y tratar de distribuirlo a las poblaciones cercanas”, indicó el sindicalista. La huerta ya está “a pleno rendimiento” y la habitabilidad del cortijo, “casi completa”. En este escenario, la Escuela de Formación ha girado alrededor de cuatro ejes: agroecología, para enseñar a los asistentes a poner las fincas en explotación; formación política, “para comprender que no se trata solo de una cuestión de alimentación”; formación sindical, para que los militantes hagan apostolado de los principios del SAT por los tajos, y un cuarto eje sobre feminismo, porque señaló García Fernández: “El papel de la mujer en esta lucha por la tierra es importante”.

La jornada de ayer concluyó con una charla del diputado de Unidos Podemos y exdirigente nacional del SAT, Diego Cañamero, sobre andalucismo y el futuro de la región, resaltando el protagonismo que deben tener los jóvenes. Previamente, el portavoz del SAT en Granada, Paco Cabello, había hablado de derechos laborales, formación jurídica y acción sindical; Virginia Piña y María Montavez sobre feminismo y, por la mañana, se presentó el informe de la VII Conferencia Internacional de Vía Campesina en el País Vasco. Hasta el mediodía, unas 30 personas participaron en la jornada de trabajo voluntario.

El día anterior, se abordaron las “luchas por la reforma agraria”, con los ejemplos de las ocupaciones ilegales del Cerro Libertad y de la finca de Somonte, y el propio Javier García Fernández presentó su libro “Tierra y libertad: movimiento jornalero, cuestión agraria y democratización del mundo rural andaluz”.