Dolor en la comunidad educativa

Fallece una alumna del instituto Az-Azait a causa de un atragantamiento

11 oct 2019 / 11:01 H.

Es terrible, una barbaridad, todavía estamos intentando asimilar qué ha pasado”. Los padres que recogían a sus hijos del instituto de Educación Secundaria Az-Azait de Jaén, en la Avenida de Arjona, se mostraban impactados por la terrible noticia que se conoció la mañana de ayer. Una joven de 15 años y alumna del Aula Específica de Educación Especial falleció tras sufrir un atragantamiento mientras comía un bocadillo en el recreo. Una tragedia que golpea con fuerza el corazón jiennense.

La Policía Nacional informó de que, pasadas las doce y media de la tarde, recibieron aviso del 112. Al parecer, llamaron desde el centro solicitando ayuda porque una de sus estudiantes se estaba ahogando. En ese momento, según fuentes oficiales de la Junta, había tres profesores con ella, una de ellas monitora de educación especial que sabía primeros auxilios y le realizó maniobras de reanimación. Desde el Servicio de Emergencias movilizaron a los agentes y servicios sanitarios que, sin embargo, para cuando llegaron certificaron su fallecimiento. Al parecer, la joven se encontraba en el recreo, tomándose un bocadillo de jamón cuando se atragantó. En el lugar se quedaron dos patrullas de Seguridad Ciudadana para recopilar más información.

“Lo que contemplamos es una tragedia”, afirmó Sebastián Vivo, presidente del Ampa Raiz, del IES Az-Azait. “Desde la asociación expresamos nuestro estupor e incredibilidad ante una tragedia semejante, así como nuestra solidaridad absoluta con la familia de la niña fallecida”, apuntó. Casualmente, él se encontraba en el centro por asuntos relacionados con la asociación. “Fui testigo directo de un ambiente sereno, todo estaba bajo control, no había ninguna sensación de desorden gracias al trabajo del equipo directivo, pero, al mismo tiempo, se sentía una desolación inmensa, un desgarro absoluto”, dijo.

La familia de la menor fue atendida en el instituto, tanto por el equipo de profesorado como por profesionales sanitarios. Sebastián Vivo comentó que, mientras los agentes trabajaban en la zona, los alumnos tenían la zona del hall del centro restringida hasta sacar el cuerpo de la joven. “Me consta que los alumnos fueron perfectamente atendidos e informados, de hecho, mi hija es alumna del centro y regresó a casa sabedora de lo ocurrido”, señaló.

A pesar de ser una junta directiva del ampa de reciente formación, cuya primera asamblea estaba prevista en dos semanas, enviaron una nota informativa y de condolencias: “Queremos ofrecer nuestra solidaridad y nuestra cercanía. Nuestra joven alumna descansa en paz, ojalá que el tiempo sea leve con el inmenso dolor y con la desoladora frustración de sus padres, familiares, amigos y profesionales cercanos”. También se informó, individualmente, a miembros de la asociación y a padres y madres del centro, sobre lo ocurrido para cortar los posibles rumores que surgían alrededor del suceso. Asimismo, el colectivo estará presente para ofrecer su apoyo en el funeral de hoy, a las seis de la tarde, en el Tanatorio San José.

El sindicato de profesores Ustea se unen al pésame y apoyo a la familia de la joven. Desde 2009 reivindican la figura de la enfermería escolar que, defienden, en casos como este habría sido “clave”, tanto en los primeros auxilios como en la atención posterior a profesores y alumnos. “En 2017 se aprobó en el Parlamento la enfermería escolar, pero carece de presupuesto, por lo que algo tan importante no es efectivo”.