Actualizado
sábado, 17 agosto 2019
05:04
h
URGENTE

Detenido por abordar a una mujer en plena calle y abusar de ella

El arrestado, de tan solo 19 años, afirmó a los agentes que lo retuvieron que no era consciente de lo que había hecho
  • INVESTIGACIÓN. El detenido pasó por los calabozos de la Comisaría.
    INVESTIGACIÓN. El detenido pasó por los calabozos de la Comisaría.

La Policía Nacional ha detenido a un vecino de la capital acusado de abordar a un mujer en plena calle para realizarle tocamientos. Al parecer, el presunto autor, de tan solo 19 años, estaba bajo los efectos del alcohol. De hecho, a los agentes que lo retuvieron les llegó a decir que no era consciente de lo que había cometido. Los hechos se produjeron alrededor de las diez de la noche en los alrededores de la Plaza Rosales. La víctima acababa de salir de su puesto de trabajo y se dirigía andando hacia su domicilio. Según relata en su denuncia, iba hablando por el teléfono móvil y llevaba puesto un pinganillo en la oreja. No obstante, desde el principio notó cómo un hombre iba detrás de ella. En un primer momento, no le dio la mayor importancia y siguió su camino. No obstante, poco después, el hombre se acercó hasta ella y le puso un brazo sobre los hombros, como si la conociera. De hecho, la víctima llegó a preguntarle que quién era. La respuesta del agresor fue ponerle una mano en la cara para taparle la boca. En ese gesto, le partió las gafas por la mitad. Mientras tanto, con la otra mano, la sometió a tocamientos en los pechos.

La mujer logró darle un mordisco a su atacante, al tiempo que comenzó a gritar. Lo mismo hizo una testigo que presenció toda la escena desde unos metros más atrás y que, en un primer momento, pensaba que ambos se estaban peleando. Eso hizo que el hombre se marchara del lugar a la carrera. Varias personas alertaron a la Policía de lo que estaba ocurriendo y varias patrullas se personaron en la zona.

Los agentes encontraron al presunto autor de los hechos sentado en un banco de la Plaza Rosales. Estaba mirándose la herida que tenía en la mano, provocada por el mordisco. Según ratificaron los funcionarios en su informe, presentaba síntomas de estar bajo los síntomas del alcohol. El joven llegó a decirles, incluso, que no sabía lo que estaba pasando y que no era consciente de lo que había hecho. Fue detenido y trasladado a la Comisaría, donde pasó la noche en los calabozos. Se le acusa de un delito de agresión sexual. El arrestado es José María Ch. S., de tan solo 19 años, vecino del barrio y, hasta ahora, sin antecedentes penales. La víctima lo reconoció sin ningún género de dudas como el hombre que la abordó en plena calle y la sometió a tocamientos. Tras ser puesto a disposición judicial, quedó en libertad con cargos, tal y como confirman las fuentes consultadas.