URGENTE

Camiones de “oro líquido”

Las aceiteras venden 53 cisternas que dejan 3,97 millones al día
  • CARGA. Camiones de transporte de aceite aparcados a las puertas del Patrimonio Comunal Olivarero, en Espeluy.
    CARGA. Camiones de transporte de aceite aparcados a las puertas del Patrimonio Comunal Olivarero, en Espeluy.

Pocas veces un camión puede hacer feliz a tanta gente. Jaén disfruta de su momento dulce en el sector del aceite de oliva después de años de penurias y estrecheces debido al bajo precio al que se vendía el producto. Sin embargo, hay dos factores que favorecen a las familias que viven del campo en esta tierra, ya que el aceite se vende a buen precio y, además, a Jaén le ha cogido con una producción suficiente como para poder salir al mercado con fuerza y poder hacer negocio.

Si se hace un repaso a las cifras que se mueven en los despachos de las cooperativas y almazaras, existen motivos para la felicidad, sobre todo, cada vez que sale un camión cisterna cargado de producto hacia alguna otra provincia de España o a un puerto para que navegue hasta llegar a otro país. Los beneficios del mercado de granel son importantes, lo que da una clara idea de lo que ocurriría si Jaén, poco a poco, avanzara en el negocio de la comercialización del envasado, que es donde realmente están los euros con vista al futuro.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente indica que Jaén ha vendido 399.291 toneladas de “oro líquido” en los diez meses de campaña de comercialización a un precio medio de unos 3 euros por kilo —3.000 por tonelada—, según se deduce de los valores medios de cotización que ofrece el indicadaor de precios Poolred de la Fundación del Olivar. Esto implica que las cooperativas y las almazaras jiennenses ponen en el mercado la friolera de 39.929 toneladas de zumo de aceituna cada mes. Con este ritmo de comercialización, solo hubiera habido producto para cuatro meses si se hubiera tomado la cosecha de otras campañas, como las que han llegado en los últimos años a Jaén fruto de la vecería y de la sequía tras años de cosechas récord.