Autobuses Castillo defiende la legalidad de su contrato

José Miguel Castillo apunta a que la deuda con la empresa es de 1,4 millones

12 sep 2019 / 09:03 H.

No hay nada oficial, ni por escrito, ni trámite alguno todavía”. Así se expresó José Miguel Castillo, de la empresa de transportes, con respecto a la propuesta del Ayuntamiento de pedir la nulidad del contrato del servicio de transporte de autobús urbano con la empresa concesionaria que se mantiene, a través de renovaciones, desde 1961. Además, apuntó a que el pasado lunes se celebró una reunión a instancias del Consistorio a la que finalmente no pudo asistir el alcalde, Julio Millán, pero que los concejales les comentaron que había una denuncia de Jaén en Común del pasado mes de abril para declarar nulo el contrato. “Lo que nos comunicaron es que legalmente tenían que seguir el trámite del expediente, pero nada más”, manifestó.

Además, defendió que el contrato actual es legal: “Hemos consultado con nuestros abogados y nos han dicho que podemos estar tranquilos, y ya cuando haya papeles se verá”. Lo que realmente les preocupa ahora, consideró, es la situación económica contractual entre el Ayuntamiento y la empresa, con una deuda que cifró en, aproximadamente, 1,4 millones de euros, y con la plantilla sin cobrar aún el mes de agosto. “En los pasados meses de julio y agosto se registró una disminución en el número de viajeros en un 60%, propiciada en parte por las vacaciones, pero también por el corte por obras de la calle Roldán y Marín, que hace que muchos de nuestros usuarios no utilicen el servicio de transporte urbano para subir al centro. Tenemos nuestras pólizas agotadas”, consideró.

Una situación que, recordó José Miguel Castillo, ya trasladaron al Ayuntamiento y, de hecho, realizaron a principios del pasado mes de agosto un informe con todas las apreciaciones. Así, aunque apuntó a que le consta que hay algún movimiento en ese sentido, por el momento reconoció que no han tenido ninguna respuesta.

Por su parte, desde la comisión ejecutiva de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT Jaén valoran muy positivamente la decisión del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de trabajar para declarar nulo el contrato del servicio de transporte urbano y proceder a la licitación pública. Con respecto a los impagos a los trabajadores, apuntan: “La plantilla no ha cobrado su nómina. Una vez más, desde Castillo se utiliza a los trabajadores de forma torticera, como medida de presión para sus intereses, cuando tiene ingresos de sobra procedentes de los diferentes servicios que la empresa tiene concedidos. Es su modus operandi ruin y sin ética”, afirma Elvira Ramírez, secretaria general de FeSMC-UGT Jaén. “Es cierto —continúa— que se debería haber abordado antes esta situación, puesto que judicialmente parece un caso claro de nulidad de contrato y cuando esto es así es porque no funciona”. Además, recordó que UGT presentó, con Jaén en Común y el PSOE, una moción a pleno en 2017 para mejorar el servicio y las condiciones de los trabajadores: “Se aprobó por unanimidad pero nunca se acometió ninguno de los acuerdos que en ella se recogía. Bueno, confiemos en que no sea tarde”, manifiesta.