URGENTE

“Progresa de forma adecuada, pero necesita mejorar”

Francisco cantero
|
22/07/2019

—Dicen que el papel todo lo aguanta, pero para las casi 4.000 Auxiliares de Ayuda a Domicilio de la provincia, repartidas por los 97 municipios, estos doce años de aplicación efectiva de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de Dependencia ha sido un camino muy duro. Miles de horas de formación permanente, profesionalización, acreditación, desplazamientos, todo esto con la ilusión de mejorar en su profesión, y así, prestar los mejores cuidados a las personas dependientes. Aunque se ha mejorado en su situación en algunos aspectos, después de años de ingente trabajo tanto desde la parte empresarial, como sindical, con el fin de mejorar su tipo de contratación, en materias sociales, entre otras cuestiones, continúan siendo un servicio con muy bajos salarios, donde año tras año estas trabajadoras pierden poder de compra. Hay que tener en cuenta que las tareas que realizan exigen un gran esfuerzo físico y emocional, sin ningún tipo de atención a la prevención de riesgos laborales, porque en los domicilios no se cuenta con la tecnología adecuada.

—¿Cree usted que se está dotando a este servicio de más fondos?

—En mi opinión, la falta de financiación suficiente sigue siendo el principal problema, por ello desde CC OO aseguramos que el sector precisa de reflexión y actuación para seguir avanzando, y consiguiendo mejoras que permitan cumplir con los derechos de las trabajadoras y los ciudadanos. Donde actualmente en la provincia son más de 12.000 usuarios las que reciben esta ayuda domiciliaria. Pero también, hay que decir que esta ley no se cumple como consecuencia de una financiación insuficiente. Además, si se atendiera a las miles y miles de personas en las lista de espera actuales, y con un incremento del gasto público, de los cuales se recuperarían un 48%, mediante impuestos, seguridad social, etcétera, se generarían miles de empleos directos e indirectos más. Por ejemplo, un dependiente en Jaén tiene tres veces menos de posibilidades de ser atendido que un dependiente en algunos sitios de España, y eso se produce cuando hay un estrangulamiento económico del Gobierno, como ocurrió a partir del 2012, con un tijeretazo del PP del 13% continuado hasta los presupuestos 2017, a través el Real Decreto-ley 20/2012 que supero en tan solo un año 4.000 millones de euros de recorte, si tomamos como referencia el año 2011. Toda una oportunidad perdida desde la perspectiva social y económica, porque si algunos no creen en el bienestar social que hagan cuentas, no hay una inversión pública más rentable e inteligente que la Ley de Dependencia.

—Esta cuestión es uno de los grandes problemas operativos que la prestación del Servicio de Ayuda a domicilio tiene, incrementado con la problemática de la Ley de desindexación de la Economía, que supone adicionalmente que no puedan tampoco existir revisiones de precios. Pensar que se puede mantener la calidad y atención de un servicio cuya dotación económica no se ve actualizado en más de diez años es una utopía, máxime con los incrementos que se han venido aplicando en los costes salariales. Pensamos que estas acciones de congelar los precios suponen de facto un desprecio tanto a la labor de los trabajadores del SAD como a los de las propias empresas.

—¿Cree que esta situación es sostenible?

—Para que el servicio sea sostenible en el tiempo las administraciones locales y autonómicas tienen que unirse a ese compromiso de mejora, mediante las herramientas que tienen: los pliegos de condiciones, las dotaciones presupuestarios para estos servicios y que los técnicos de la administración cuando asignen el número de horas por usuario , tengan en consideración por supuesto al usuario, y a su familia, pero también piensen en los trabajadores de los servicios de ayuda a domicilio, que en su inmensa mayoría prestan un servicio inmejorable.

—¿A qué cree que se debe la gran diferencia del precio hora?

—La diferencia entre comunidades se debe a que las administraciones públicas no están igual de concienciadas en todo el Estado, trae causa también en el diferente proceso de maduración de la negociación colectiva, y de la falta en algunos casos de voluntad política en la mejora de condiciones de los trabajadores a través de una correcta dotación presupuestaria.

—¿Cómo pueden algunas empresas licitar por debajo del precio de referencia de la Junta?

—La mayoría de las empresas del sector estamos comprometidas con dignificar los salarios y aumentar las jornadas de los trabajadores, así como en reducir las listas de espera de las personas con derecho a un servicio digno dentro del marco de la ley. Solo desde fuera de ese compromiso es comprensible esa actuación que en algunos casos puede llegar a conculcar derechos de los propios trabajadores.

—El Parlamento de Andalucía aprobó una proposición no de ley que decía que la hora se tenía que pagar a un precio considerablemente mejor que el que se está pagando en la provincia de Jaén ¿se han dado pasos en ese sentido?

—Desde que el Pleno del Parlamento Andaluz aprobara el 18 de Julio de 2018 la Proposición no de Ley (PNL) relativa al servicio de ayuda a domicilio en nuestra comunidad autónoma, no nos llegan noticias de que se haya avanzado en el sentido de incrementar el precio de la hora de prestación del servicio, que en la mencionada PNL en su punto 2.1 abogaba por: “Se establece que el precio de la hora de trabajo sea de 18 euros, como mínimo, adaptando la cuantía al aumento anual del IPC”. Por tanto, nos tememos que dicha PNL sea un nuevo “brindis al sol” y se quede en una mera declaración de intenciones. Desde UGT exigimos que el precio actual (12,5 euros + IVA) se revise al alza teniendo en cuenta lo aprobado en el Parlamento, ya que es, desde todo punto de vista, insuficiente para poder cubrir posibles mejoras sociales y económicas en el Convenio Colectivo que regula el sector. Además, algunos ayuntamientos y diputaciones están reconociendo “de facto” lo insuficiente de la asignación que contemplan los pliegos de la Junta, y están incrementando con fondos propios la cuantía de la misma, produciéndose así agravios comparativos entre estas entidades públicas a la hora de prestar un servicio tan básico como la Ayuda a Domicilio. UGT reclama servicios públicos de calidad, y para ello, han de estar suficientemente dotados, reconociendo que en la ayuda a domicilio ésta es insuficiente para mantener el servicio con unos parámetros mínimos de excelencia y manteniendo unas condiciones laborales no precarias y convenientemente retribuidas.

—¿Hay avances para controlar las empresas “piratas” que se cuelan en la prestación de este tipo de servicios?

—En tanto que la Administración siga considerando la oferta económica más baja como el principal punto del pliego a la hora de la adjudicación, será difícil discriminar el “grano de la paja”. UGT aboga por la consideración de la solvencia financiera y la experiencia contrastada, como dos puntos claves para evitar el intrusismo en un área tan delicada ante posibles problemas sobrevenidos durante el cumplimiento del período de prestación del servicio donde siempre son los usuarios y las trabajadoras los principales paganos de adjudicaciones temerarias.

El tiempo - Tutiempo.net