Alumnos y profesores lloran la trágica pérdida de Nidia

Los estudiantes y el personal del IES Az-Zait mantienen cinco minutos de silencio en el patio en recuerdo de su compañera

12 oct 2019 / 11:28 H.

Los gritos y la algarabía propia en los pasillos del IES Az-Zait quedaron apagados por una tristeza desoladora. Alumnos y profesores regresaron a su horario habitual en el centro educativo tras la trágica pérdida de su compañera, Nidia, que murió por un atragantamiento en el descanso de la mañana del jueves. “Ha sido un día de luto en el que hemos preferido mantener la jornada normal para los alumnos”, explicó el director del centro, Lorenzo Luque, que añadió que, con ese acto de llevarlos a clase, se mostraba también el apoyo de padres y niños. Una jornada extraña, en la que la ausencia de una de sus compañeras, descrita como una niña dulce y tierna, se notó con especial profundidad.

A lo largo de la mañana, el centro Az-Zait, ubicado en la Avenida de Arjona, organizó varias actividades para tener presente a Nidia más que nunca. A las once de la mañana, en el recreo se mantuvo cinco minutos de silencio, donde varios compañeros contuvieron a duras penas la emoción y las lágrimas surgían, impunemente. Después, estudiantes y profesores, así como miembros del Ampa Raíz, participaron en la creación de un mural con mensajes de cariño.

Montones de corazones y palabras llenas de amor que plasmaban el sentimiento de sus compañeros para, esa misma tarde, entregar a sus padres en el funeral, como muestra de apoyo y de “abrazo colectivo”. Sebastián Vivo, presidente del Ampa Raíz, del IES Az-Zait, contó: “Es una tragedia que ha impactado en esta comunidad y en las demás. Como ampa hemos recibido montones de mensajes de solidaridad de otros institutos, incluso de fuera de la provincia, que hemos trasladado a la familia, a quienes deseamos mucho ánimo, pues asumir este batacazo que va a costar mucho tiempo”. “Como director, uno nunca se plantea que esto pueda ocurrir”, señaló Lorenzo Luque, y añadió: “Nunca se está preparado para recibir un golpe así, y menos con personas tan jóvenes, pero hay que actuar y sobrellevarlo después con la mayor normalidad que se pueda”. Luque confirmó que a los alumnos se les explicó “en todo momento y desde primera hora” la situación. La orientadora del centro estuvo durante la jornada a disposición de estudiantes y personal del centro educativo, así como un equipo técnico enviado por la delegación, por si hiciera falta refuerzo, en especial para los tres profesionales del aula en el que ocurrió todo. “Son tres maestras que pasaban cinco horas con ella, ha sido un duro golpe”, apuntó Luque. Asimismo, desde la Delegación se ofreció apoyo psicológico del 112 y todos los medios que haya disponibles. “Ahora estaremos pendientes a ver cómo evolucionan, sobre todo los niños, que están muy afectados”, concluyó.