URGENTE

Agresión a una enfermera en una asistencia domiciliaria

La profesional fue atacada por una paciente con gran estado de nerviosismo
  • Image

Jaén volvió a vivir el ataque contra la dignidad y profesionalidad de una enfermera mientras esta realizaba su trabajo durante una asistencia domiciliaria. Así lo denuncia el Colegio de Enfermería de Jaén, desde el que detallan que la paciente a la que atendía golpeó a la enfermera.

Desde la institución tachan el suceso como un “ultraje y un ataque a la dignidad profesional de todo el colectivo sanitario”. Sobre el hecho, cuentan que el equipo fue reclamado para atender a una mujer que se encontraba en “gran estado de nerviosismo”. Finalmente, la paciente acabó golpeando a la enfermera, que está de baja desde que se produjo el incidente. Tras esto, la Policía tramitó de oficio una denuncia por la agresión, lo que llevó a la apertura de diligencias urgentes por parte del Juzgado competente. Así, el órgano judicial remitió el caso al Juzgado de lo Penal de Jaén, donde tendrá lugar el juicio en los próximos días. Para enfrentarse a esta situación, el Colegio de Enfermería apunta que prestó asistencia jurídica a la profesional agredida desde el primer momento. Asimismo, asumirá su defensa y se personará como acusación particular. En este sentido, los responsables de los servicios jurídicos solicitarán que la agresión sea considerada como atentado a la autoridad, de forma que la pena impuesta a la agresora pueda ser mayor, puesto que, tal y como establece el artículo 550 del Código Penal, en los casos de ataque a los enfermeros en el ejercicio de sus funciones, “se considera atentado contra la autoridad los casos de intimidación grave, agresión, violencia o acometimiento”. Además, solicitarán una medida de alejamiento, de manera que la enfermera no tenga que acercarse a la agresora en el ejercicio de su actividad profesional.

José Francisco Lendínez, presidente de la institución colegial, remarca que el Colegio muestra “tolerancia cero” hacia este tipo de actitudes y añade: “Este nuevo caso de agresión a una enfermera vuelve a poner de manifiesto la desprotección que sufrimos los sanitarios en nuestros puestos de trabajo”. Por ello, reclama la implantación de manera “urgente y efectiva” de medidas “contundentes” contra las agresiones que sufren los profesionales en los hospitales y centros de salud de la provincia a lo largo de 2018, lo que incluye denuncias por situación de insultos, amenazas y agresiones físicas. De hecho, el colectivo de sanitarios es, junto con los docentes, uno de los que sufre más agresiones en el desarrollo de su trabajo. Entre los motivos, los principales son las largas esperas y la falta de personal hospitalario. Sin embargo, en muchas ocasiones los profesionales no denuncian haber sufrido una agresión, ya sea por falta de concienciación o por miedo a volver a pasar por una situación similar, ya que, muy a menudo, el enfermero vive en el mismo lugar donde trabaja y tanto ellos como sus familias son conocidos por los atacantes. Por ello, desde el Colegio piden a los profesionales que no silencien los episodios de agresiones, ya sean físicas o verbales (las más comunes). “Debemos denuncia, y hacer visibles las situaciones de riesgo que se viven y se sufren en nuestros puestos de trabajo y acudir a la Justicia para que se tomen las medidas pertinentes”, subraya Lendínez. Asimismo, recuerda que los profesionales cuentan con los servicios del Colegio los 365 días del año.