Actualizado
lunes, 22 julio 2019
13:59
h
URGENTE
  • EN FAENA. Un operario trabaja en el tejado de una vivienda en una fotografía de archivo.
    EN FAENA. Un operario trabaja en el tejado de una vivienda en una fotografía de archivo.

Las estadísticas del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social no son muy alentadoras en lo que se refiere a los accidentes laborales en la provincia de Jaén. Los resultados de enero a abril publicados el pasado viernes por el organismo advierten que la siniestralidad en el trabajo va en aumento y alcanza los 2.625 accidentes en este primer cuatrimestre del año (364 más comparado con el mismo periodo durante el año pasado). Manuel Salazar, secretario general de UGT-Jaén, expone que en el ámbito empresarial aún no se ha recuperado la conciencia de inversión en materia de prevención de salud y riesgos después de la crisis, lo que puede incidir en el aumento o, al menos, que estos sucesos no lleguen a ocurrir.

Si hay un enfoque positivo de estos datos, solo es la posición de Jaén como la provincia andaluza con menor número de accidentes laborales; sin embargo, el incremento que reflejan los mismos con respecto al año pasado es, ciertamente, preocupante. En solo cuatro meses, la provincia ha registrado 2.399 accidentes leves, 52 graves y 2 mortales en jornada; mientras que, “in itinere” (de camino al trabajo), se alcanzaron 166 leves y 6 graves. En este sentido, la siniestralidad “in itinere” ha sido la única que ha bajado en comparación a 2018, pues la estadística apunta que hubo 35 menos.

Ante estos datos, Manuel Salazar explica que el problema es que muchos empresarios “ven en la prevención un gasto y no una inversión que puede redundar en la mejora de las condiciones laborales y, sobre todo, en eliminar la lacra de las muertes en el trabajo”. Por ello, asegura que desde UGT insisten en que las inversiones en esta materia es la responsabilidad de las compañías, pues “así los especifica la Ley” y remarca que la falta de inspectores de trabajo “tiene a los empresarios muy relajados”. “Hemos calculado que puede haber una diferencia de plantilla de entre 6 y 7 inspectores de trabajo para tener unos ratios mínimos que permitiesen hacer un seguimiento del cumplimiento de efectivo y eficaz de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Y, como no es así, hay una relajación a nivel empresarial porque no tienen miedo a una inspección de trabajo”, manifiesta Salazar. En este aspecto, el secretario general de UGT-Jaén asevera que la inspección de trabajo es un elemento “sustancial y vital” para que la ley se cumpla. “Si esto no se hace, va a ser muy difícil quitar de la estadística los accidentes muy graves, donde hemos aumentado bastante, y los más lamentables son los accidentes mortales, donde hemos tenido hace poco tiempo una quincena con dos accidentes mortales”, dice.

Eso sí, expone que hay muchas empresas en Jaén que llevan la prevención de riesgos “a raja tabla” y pone los casos de Heineken o Valeo. En estas compañías Salazar afirma que tienen muy en cuenta la participación de los trabajadores en los Planes de Prevención y la mantienen “perfectamente formada y concienciada de que la prevención”. “Son empresas donde los accidentes son mínimo, se investigan todas las causa, y se intentan poner medidas para que no vuelvan a ocurrir”, pone como ejemplo a seguir.

Jaén registra una veintena partes por enfermedad profesional, el menor número en toda Andalucía

El número de partes comunicados a la Seguridad Social por enfermedades profesionales en Jaén entre los pasados meses de enero y mayo ha alcanzado los 22. En el ámbito andaluz, esto mismo llegó a los 672 y equivale ya prácticamente a la mitad de los registrados en todo el año 2018.

En concreto, durante el año pasado fueron 1.349 los partes por enfermedades profesionales en esta comunidad autónoma comunicados a la Seguridad Social, según los datos recogidos por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y consultados por Europa Press, de forma que los referidos 672 comunicados en los primeros cinco meses de 2019 son casi exactamente la mitad de dicho total En los primeros cinco meses de este año, del total de partes comunicados en Andalucía, 313 correspondieron a hombres y 359 a mujeres. Además, la mayoría —un total de 447— conllevaron la baja de los trabajadores, algo que no sucedió en el resto (225). Entre los 447 partes de enfermedades profesionales comunicados en Andalucía durante los cinco primeros meses del año que conllevan la baja del trabajador, más de la mitad (247) procede de mujeres, mientras que 200 son de hombres. Por el contrario, entre los 225 partes sin baja hay uno más de varones (113) que de trabajadoras (112). En total, en el conjunto de España se han comunicado 12.619 partes por enfermedades profesionales —con o sin baja—, de los que 5.883 son de hombres y 6.736, de mujeres.

Por provincias, entre las andaluzas es Cádiz la que acumula más partes comunicados entre enero y mayo de este año, hasta 192 —144 con baja y 48 sin ella—, seguida de Málaga, con 166 —123 de ellos con baja—, y Sevilla, en tercer lugar con 110, de los que 72 son con baja. En cuarto puesto se sitúa Almería (54), que precede a Granada (53), Córdoba (49), Huelva (26) y Jaén, que cierra la lista con 22 partes en dichos cinco meses. Por comunidades autónomas, Andalucía es la octava con más partes comunicados, por detrás de la Comunidad Valenciana (2.605), Cataluña (1.590), País Vasco (1.480), la Región de Murcia (1.033), Navarra (862), Galicia (800) y la Comunidad de Madrid (791), y por delante de Aragón (654), que ocupa el noveno lugar entre las regiones.