Actualizado
martes, 23 julio 2019
10:09
h
URGENTE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró ayer que “por supuesto” está dispuesto a entablar conversaciones con Irán para resolver sus actuales discrepancias políticas, pero ha advertido de que una acción militar “siempre es una posibilidad” que está sobre la mesa. “Irán es un sitio que era extremadamente hostil cuando llegué al cargo”, declaró Trump, durante una entrevista a la cadena británica ITV en la que dijo que entonces Irán “era la nación terrorista número uno del mundo”. “Probablemente lo siga siendo”, ha apostillado.

Sin embargo, dijo estar preparado para hablar con el presidente iraní, Hasán Rohani. “Sí, por supuesto. Preferiría hablar”, señaló el mandatario norteamericano, que hace poco más de un año sacó a Estados Unidos del acuerdo nuclear suscrito en 2015 por las dudas sobre la industria atómica de la República Islámica. Trump deslizó en varias ocasiones la opción de emprender algún tipo de acción militar contra Irán y, en su última entrevista, reconoció que “siempre es una posibilidad”. “¿Quiero hacerlo? Preferiría que no”, agregó Trump, coincidiendo con una visita de Estado a Reino Unido en la que el tema iraní ha figurado en la agenda política.

Por otor lado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la canciller alemana, Angela Merkel, hablaron ayer del conflicto libio y la situación en África Occidental, durante una breve reunión en Reino Unido, donde se encuentran para conmemorar el 75 aniversario del Desembarco en Normandía. La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, contestó a la prensa que Trump y Merkel han podido reunirse durante diez minutos en los que han abordado la ofensiva del mariscal de campo Jalifa Haftar sobre Trípoli para derrocar al Gobierno de unidad nacional y la creciente inseguridad en África Occidental. “Han acordado hablar más durante (la próxima cumbre del) G20”, que tendrá lugar entre el 28 y el 29 de junio en la ciudad japonesa de Osaka, ha indicado Sanders. Trump concluye hoy una visita de tres días a Reino Unido, tras la cual visitará Irlanda, donde tiene previsto un encuentro con el primer ministro, Leo Varadkar.

El jueves, el presidente estadounidense participará en los actos conmemorativos del ‘Día D’ en las playas de Normandía, a los que se espera que acudan otros líderes mundiales. Por último, Trump negó que las protestas organizadas con motivo de su visita de Estado a Reino Unido fuesen “masivas” y acusó a los “medios corruptos” de exagerar estos “fiascos organizados”.