La Casa Blanca publica una carta del médico de Biden para solventar las recientes dudas sobre su estado su salud

Fuentes cercanas aseguran que el presidente de los Estados Unidos no padece de Parkinson

09 jul 2024 / 10:00 H.
Ver comentarios

La Casa Blanca ha publicado una carta del médico del presidente estadounidense, Joe Biden. La publicación del documento surge como respuesta a las repetidas preguntas sobre la salud del mandatario. Además, el escrito busca solventar las dudas de si las supuestas visitas de un especialista en la enfermedad de Parkinson implicaban precisamente al candidato a la reelección en noviembre, en medio de las especulaciones sobre su edad y su estado físico. La portavoz de la Casa blanca, Karine Jean-Pierre, ha afirmado en rueda de prensa que el presidente no está recibiendo tratamiento para el Parkinson. Se han enfrentado a las reiteradas preguntas de los periodistas, después de que los registros de visitas médicas publicadas por ‘The New York Times’ y ‘The New York Post’ indicaran que Kevin Cannard, experto en esta enfermedad, había visitado la residencia presidencial en ocho ocasiones entre el verano de 2023 y esta primavera.

“¿Ha sido tratado el presidente por el Parkinson? No. ¿Está siendo tratado por Parkinson? No, no lo está siendo. ¿Está tomando medicación para el Parkinson? No”, ha manifestado Jean-Pierre, quien sin embargo ha rechazado confirmar las visitas del médico a la Casa Blanca, citando “motivos de seguridad”. Jean-Pierre ha resaltado que Biden es evaluado por un neurólogo cuando se hace las pruebas médicas anuales. “Cada vez que tiene pruebas médicas, tiene que ver a un neurólogo. Eso responde a la pregunta”, ha manifestado, antes de incidir en que las autoridades “no pueden compartir los nombres” de los médicos que acuden a la Casa Blanca, “ya sea un dermatólogo o un neurólogo”. Posteriormente, la Casa Blanca ha publicado una carta del médico personal de Biden, llamado Kevin O’Connor. En dicho documento afirma que cuenta con permiso del presidente y de Cannard para dar detalles sobre estas visitas con el objetivo de lograr “precisión”.

Además, especifica que “Cannard fue el especialista en neurología que examinó a Biden en sus pruebas médicas anuales”. O’Connor destaca que Cannard “ha sido experto en neurología ante la unidad médica de la Casa Blanca desde 2012” y hace hincapié en que “las conclusiones (de Cannard) han sido publicadas cada vez que se han emitido los resultados de las pruebas físicas anuales del presidente”. “El presidente Biden no ha visto a un neurólogo al margen de sus pruebas anuales”, reitera. En esta línea, argumenta que “los resultados de las pruebas de este año fueron detallados” en su carta del 28 de febrero, en la que habló de “un examen neurológico extremadamente detallado”. Este determinó que “no había hallazgos consistentes con desórdenes cerebrales o neurológicos”. Por último, O’Connor subraya que Cannard lleva “viendo pacientes en la Casa blanca desde hace una década” y agrega que ha llevado a cabo visitas regulares a la unidad médica de la Casa Blanca” en apoyo a miles de miembros activos destinados a apoyar las operaciones de la Casa Blanca”.

La salud de Biden ha sido un tema central en los actos de las últimas semanas. El debate televisado con el expresidente y candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, provocó revuelo y llegó a desatar voces en su partido a favor de su retirada. Asimismo algunos han pedido que deje paso a otro candidato, lo que el mandatario ha descartado. Biden reconoció que había hecho un mal debate y culpó de su mala gestión al cansancio de la campaña. El presidente estadounidense ha afirmado recientemente que “no va a ir a ninguna parte”. “No me presentaría si no creyera plenamente que soy el mejor candidato para derrotar a Trump en 2024. Tuvimos un proceso de nominación en el Partido Demócrata en el que los votantes hablaron claramente”, ha zanjado.


Internacional