URGENTE

El Gobierno iraní aseguró ayer que solo discutirá su papel dentro de la comunidad internacional según a los términos estipulados en el acuerdo nuclear firmado en 2015 y no atenderá la petición francesa para que amplíe en algún momento las conversaciones a otros ámbitos, como su participación en conflictos regionales, por la falta de confianza demostrada en los últimos meses por sus socios de tratado. Irán responde así a un comentario hecho el pasado juevves por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien expresó su deseo de ampliar los temas a tratar en sus conversaciones con la república islámica para restaurar unas relaciones muy deterioradas tras el abandono de EE UU del pacto nuclear y la consiguiente restauración de las sanciones unilaterales contra Teherán. “Bajo estas circunstancias, cualquier tema del que hablemos más allá de los términos del acuerdo podría generar una desconfianza todavía mayor entre los países que se mantienen como firmantes”, ha explicado el portavoz del Ministerio de Exteriores, Abbas Musavi. El portavoz acusó a los países europeos de faltar a los términos del acuerdo por miedo a las presiones ejercidas por Estados Unidos, que amenazó con sancionar a cualquier compañía extranjera que negocie con Teherán. “Los europeos han fracasado a la hora de cumplir con los términos del acuerdo”.